El Parlamento Europeo da luz verde al nuevo Reglamento sobre el etiquetado de neumáticos y la ETRMA reitera su bienvenida

El siguiente paso es que el acuerdo debe adoptarse formalmente por el Consejo de Ministros. de la UE y el nuevo Reglamento será de aplicación a partir del 1 de mayo de 2021.

411

El Parlamento Europeo ha dado luz verde hoy, tras votación en sesión plenaria, al nuevo Reglamento de etiquetado de neumáticos y la Asociación Europea de Fabricantes de Neumáticos y Caucho (ETRMA, en sus siglas en inglés) acaba de emitir un comunicado reiterando su bienvenida a la nueva normativa, en la que, entre otras novedades, destaca la incorporación en las etiquetas de un código QR con información del neumático. Ahora, el siguiente paso es que el acuerdo debe adoptarse formalmente por el Consejo de Ministros. Será de aplicación a partir del 1 de mayo de 2021.

El nuevo Reglamento europeo de la Etiqueta de neumáticos sigue así con el calendario de aprobación previsto, tras la luz verde dada por el Consejo de la Unión Europea el pasado 25 de febrero, tal y como puntualmente informó ‘EuroPneus’ y la ETRMA recuerda que el nuevo etiquetado “servirá para informar mejor y empoderar aún más a los consumidores al comprar neumáticos y ofrecer una amplia aceptación del mercado de neumáticos con los mejores resultados de seguridad y medioambientales”.

A rueda de ello, Fazilet Cinaralp, Secretario General de ETRMA, ha subrayado que “la industria europea del neumático está totalmente comprometida con el Reglamento de etiquetado de neumáticos y su éxito”, recordando que “esta revisión se produce seis años después de la regulación inicial y la colaboración entre la industria y las instituciones europeas. Promueve la innovación de la industria y beneficia a los consumidores al aumentar la conciencia del consumidor sobre la etiqueta y al fortalecer la vigilancia del mercado y la aplicación en los Estados miembros de la UE”.

Para garantizar su éxito, ETRMA declara que apoya “el desarrollo oportuno y el tiempo de entrega suficiente de todas las piezas de la revisión, en particular la Base de datos europea de productos para el etiquetado energético (EPREL). La base de datos pública que registra el rendimiento de los neumáticos es importante para fortalecer la cadena de información entre los fabricantes de neumáticos y las autoridades y mejorar la vigilancia del mercado. Sin embargo, a partir de hoy, la aplicación de neumáticos de EPREL aún debe desarrollarse.
La revisión prevé que la base de datos se complete antes de la adopción final de la propuesta para permitir una implementación fluida y ordenada del reglamento antes del 1 de mayo de 2021. La industria deberá cargar información en la base de datos sobre los neumáticos que se comercializarán. alrededor de 120.000 tipos diferentes, para esta fecha”.

“La industria está preocupada porque no haya tiempo suficiente para garantizar una transición sin problemas a este nuevo sistema en medio de un entorno ya desafiante que se ocupa de estos nuevos requisitos. Esto ahora depende de los esfuerzos extraordinarios de las instituciones para desarrollar la aplicación de neumáticos EPREL de manera oportuna y la industria para implementarla de manera efectiva. Todos queremos que esta regulación tenga éxito en mejorar la absorción en el mercado de esos neumáticos que funcionan con los más altos estándares de seguridad y medioambientales ”, continuó Fazilet Cinaralp.

Por su parte, el Parlamento Europeo (PE) ha emitido un comunicado público subrayando que “el nuevo etiquetado de neumáticos incluirá información sobre consumo energético (economía y ecología) y adherencia (seguridad). Las nuevas reglas sobre etiquetado de neumáticos ayudarán a concienciar a los ciudadanos sobre el ahorro de combustible, mejorar la seguridad y reducir la contaminación acústica”.

Etiquetas más claras, visibles y con código QR

El comunicado del PE continúa señalando que “en virtud de las normas adoptadas el miércoles por el pleno del PE, que ya habían sido acordadas con el Consejo, las etiquetas tendrán que incluir información sobre eficiencia energética, la adherencia sobre mojado y las emisiones sonoras de la rodadura exterior de los neumáticos. Las etiquetas deben ser claramente visibles para los consumidores, deben estar en exhibición en todas las situaciones donde se venden llantas, incluso en línea, y deben proporcionar un código QR para escanear fácilmente.

Más adelante, también se incluirán datos sobre kilometraje, abrasión, recauchutado y adherencia tanto en nieve como hielo. Los datos sobre kilometraje y resistencia a la abrasión se añadirán en cuanto estén disponibles métodos de ensayo. La abrasión de los neumáticos durante su uso es una fuente significativa de microplásticos, perjudiciales para el medio ambiente. El nuevo sistema de etiquetado también se aplicará a los neumáticos para vehículos pesados (categoría C3), no incluidos en la actualidad en la normativa comunitaria. Las etiquetas deberán ser claramente visibles para los consumidores y estar expuestas en cualquier lugar con neumáticos a la venta, incluido el comercio por internet. Además, deberán incorporar un código QR para su escaneado fácil”, tal y como ya adelantó ‘EuroPneus’ el 24 de julio de 2018.

Declaración de la ponente

Henna Virkkunen (PPE, Finlandia), responsable de la tramitación parlamentaria del texto, señaló: “La actualización del etiquetado de los neumáticos es una herramienta simple pero eficiente para contribuir a una movilidad más segura y limpia y para incentivar cambios en la actitud de los consumidores. Este reglamento asegura que los consumidores reciban una información clara, de interés y comparable a la hora de elegir sus neumáticos. Las partículas que liberan los neumáticos suponen la mayoría de los microplásticos que emitimos al medioambiente. La norma aborda este problema urgente al añadir los parámetros de kilometraje y abrasión tan pronto como los métodos de prueba estén disponibles”.

Próximos pasos

El acuerdo debe adoptarse formalmente por el Consejo de ministros. Será de aplicación a partir del 1 de mayo de 2021. La nueva estrategia de etiquetado podría acarrear una reducción de emisiones de 10 millones de partículas de CO2 y el incremento de los ingresos por manufactura de hasta 9.000 millones de euros. La nueva norma derogará y sustituirá el Reglamento sobre Etiquetado de Neumáticos de 2009.

El Reglamento introduce una serie de cambios importantes respecto de las normas anteriores. Gracias a las nuevas normas de presentación y a la supresión de categorías de comportamiento no utilizadas en la escala, las etiquetas serán más visibles y más claras para los consumidores. Se añadirán iconos de adherencia en nieve y hielo y se actualizará el diseño de la etiqueta.

El Reglamento sobre etiquetado incluye también a los neumáticos recauchutados, al igual que cualquier otra categoría. No obstante, desde el Consejo precisan que los requisitos relativos a los neumáticos recauchutados se aplicarán ”una vez se cuente con un método de ensayo idóneo para medir los resultados de dichos neumáticos”.

El Reglamento también incluye disposiciones para añadir parámetros relativos al kilometraje y la abrasión cuando se disponga de métodos de ensayo adecuados. Desde la Unión Europea confían en que esto contribuya a reducir la cantidad de microplásticos que llegan al medio ambiente debido a la abrasión de los neumáticos. Los neumáticos para camiones y autobuses también tendrán que llevar la etiqueta en el futuro.

La UE quiere etiquetas más claras en los neumáticos para reducir la contaminación

Los neumáticos que usan menos combustible, contaminan menos. La UE quiere que los consumidores tengan información más clara sobre eficiencia, agarre y nivel de ruido en las etiquetas.

La UE se ha comprometido a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40 %, por debajo de los niveles de 1990, para 2030 en virtud del acuerdo de París. El transporte por carretera es responsable de aproximadamente el 22 % de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE y el transporte es el único sector donde las emisiones siguen siendo más altas que en 1990. Para alcanzar la neutralidad climática en 2050, la UE quiere reducir las emisiones del transporte en un 60 % para 2050, en comparación con los niveles de 1990.

Los neumáticos representan entre el 20 % y el 30 % del consumo de combustible de un vehículo, lo que significa que elegir neumáticos más eficientes puede ayudar a reducir las emisiones de transporte. La UE quiere que los consumidores dispongan de toda la información necesaria antes de decidir que neumáticos eligen, por eso está introduciendo un nuevo etiquetado más claro.

Nuevas etiquetas para ayudar a los consumidores

Las etiquetas incluirían información sobre la eficiencia del combustible y el agarre en pavimento mojado, en una escala de A a G (similar al etiquetado energético utilizado para los electrodomésticos), así como información sobre su nivel de ruido externo, expresado en decibelios.

Se podrá agregar en el futuro información sobre el agarre en nieve y hielo, así como información sobre kilometraje y abrasión (responsable de la contaminación por microplásticos).

Las etiquetas deben ser claramente visibles para los consumidores, deben estar en todas los lugares donde se vendan llantas, incluso en internet, y deben incluir un código QR para escanear fácilmente.

Beneficios del nuevo etiquetado de neumáticos de la UE

Las nuevas etiquetas de neumáticos permitirán a los consumidores de la UE distinguir fácilmnte cuáles son los modelos más eficientes en cuanto al consumo de combustible. Si optan por ellos, gastarán menos combustible, por lo tanto ahorrarán, y además conseguirán menores emisiones. La seguridad via también mejoraría, si se opta por neumáticos con mejor agarre sobre mojado, y la contaminación acústica sería mejor al elegir los modelos que generan menores niveles de ruido.