El Consejo de la UE adopta un nuevo Reglamento sobre el etiquetado de neumáticos

1471

Tomislav Ćorić, ministro de Protección Ambiental y Energía y presidente del Consejo.

El Consejo de la Unión Europea adoptó el pasado 25 de febrero un nuevo Reglamento sobre el etiquetado de neumáticos. El Reglamento tiene como objetivo mejorar la visibilidad de las etiquetas y ofrecer a los consumidores más información para que estos puedan elegir neumáticos más seguros, más silenciosos y más eficientes en términos de consumo de carburante. El Reglamento está pendiente de ser adoptado formalmente por el Parlamento Europeo.

Recordemos que la Comisión propuso la revisión del antiguo Reglamento en mayo de 2018. El 13 de noviembre de 2019, el Parlamento Europeo y el Consejo alcanzaron un acuerdo provisional. “Pronto los consumidores estarán mejor informados a la hora de elegir nuevos neumáticos para sus coches”, señalan desde el Consejo.

En opinión de Tomislav Ćorić, ministro de Protección Ambiental y Energía y presidente del Consejo, “las nuevas etiquetas son un beneficio tangible para los consumidores de toda Europa y ofrecerán más información sobre la eficiencia en términos de consumo de carburante, la seguridad y el ruido de rodadura exterior. Estas normas también repercutirán en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Etiquetas más claras y visibles

El Reglamento introduce una serie de cambios importantes respecto de las normas anteriores. Gracias a las nuevas normas de presentación y a la supresión de categorías de comportamiento no utilizadas en la escala, las etiquetas serán más visibles y más claras para los consumidores. Se añadirán iconos de adherencia en nieve y hielo y se actualizará el diseño de la etiqueta.

El Reglamento sobre etiquetado incluye también a los neumáticos recauchutados, al igual que cualquier otra categoría. No obstante, desde el Consejo precisan que los requisitos relativos a los neumáticos recauchutados se aplicarán ”una vez se cuente con un método de ensayo idóneo para medir los resultados de dichos neumáticos”.

El Reglamento también incluye disposiciones para añadir parámetros relativos al kilometraje y la abrasión cuando se disponga de métodos de ensayo adecuados. Desde la Unión Europea confían en que esto contribuya a reducir la cantidad de microplásticos que llegan al medio ambiente debido a la abrasión de los neumáticos.

Finalmente, los neumáticos para camiones y autobuses también tendrán que llevar la etiqueta en el futuro.

La decisión de hoy implica que el Consejo ha adoptado su posición en primera lectura. Ahora el Reglamento debe ser aprobado por el Parlamento Europeo en segunda lectura, antes de ser publicado en el Diario Oficial.