TAB Spain
Joan Alcaraz, director general de TAB Spain.

PUBLICIDAD

El fabricante de baterías TAB Spain se ha marcado el objetivo de formar a entre 1.500 y 2.000 distribuidores y talleres en los próximos dos años, dentro de su nuevo Plan de Formación 2018/2019, presentado esta mañana en el hotel Eurostars Madrid Tower, en Madrid. Desde la compañía subrayan que las baterías han sufrido una evolución paralela a la de los vehículos, marcada a su vez por los cambios tecnológicos, para satisfacer las crecientes necesidades en cuanto a suministro eléctrico. Por ello, TAB ha adecuado su plan formativo a la nueva realidad de las baterías volcándose en el papel que éstas desempeñan en las nuevas motorizaciones (híbridos, eléctricos, etc.).

Las convocatorias serán coordinadas previamente con el distribuidor que seleccionará entre sus clientes el público objetivo al que van dirigidos los cursos, primando siempre calidad frente a cantidad. La formación se ha diseñado para ofrecer a los asistentes información relevante y respuestas a sus necesidades e inquietudes. Al finalizar la jornada, los participantes dispondrán de una certificación en forma de diploma que acredite su asistencia.

TAB ha creado una plataforma online para el seguimiento activo que recogerá las valoraciones de los asistentes sobre las formaciones recibidas. “Esto nos va a ayudar a adaptar el contenido de la formación a las necesidades reales de los talleres”, explicó Joan Alcaraz, director general de TAB Spain. De igual manera también ha puesto en marcha una plataforma de consultas técnicas y de soporte para los asistentes a los cursos. TAB se asegurará de que la transparencia impere en todo momento compartiendo toda la información recogida de este espacio online con el distribuidor.

Nuevo etiquetado para sus baterías

TAB Spain ha cerrado el ejercicio 2017 con un crecimiento del 12%. “Nuestra estrategia siempre ha consistido en primar calidad frente a precio y hemos trabajado duro para trasmitir esa filosofía. Esto ha permitido que, pese a que el escenario no era el más indicado, hayamos conseguido consolidar clientes”, afirmó Joan Alcaraz. Para el presente año, TAB se ha marcado el ambicioso objetivo de crecer un 20%, además de incrementar el peso de su negocio de industriales, ya que dos tercios de sus ventas proceden del negocio de baterías de arranque.

La compañía pretende asimismo aumentar la notoriedad de la marca en España: “Queremos que el reconocimiento de la marca está a la altura de su representación en el mercado en cuanto a volumen”, añadió Joan Alcaraz.

Para ayudar a la mejora de este posicionamiento, la compañía ha presentado el nuevo etiquetado de sus baterías, que se caracteriza por un estilo más neutro y profesional. TAB ha optado por un código de colores para una mejor identificación de las gamas: azul para la gama Polar, roja para la línea Magic y amarilla para los acumuladores EFB Stop&Go.

No obstante, lo más importante del nuevo etiquetado es que se adelanta al cumplimiento de la nueva normativa europea 50342-6 que entrará en vigor el próximo mes de noviembre, e incluye más información técnica como el amperaje de reserva de carga o la resistencia a las vibraciones, entre otros aspectos.