ZF Aftermarket lanza un servofreno electrónico para vehículos eléctricos

60

ZF Aftermarket amplía su oferta de piezas de repuesto para coches eléctricos para el mercado independiente de posventa con el lanzamiento de un servofreno electrónico de la marca TRW. Este sistema es una parte integral del sistema de frenado en vehículos que no tienen un motor de combustión interna o que lo utilizan solo de forma intermitente (híbridos enchufables). Las primeras aplicaciones son adecuadas para los modelos ID.3 e ID.4 de Volkswagen.

“El servofreno electrónico de la marca TRW subraya una vez más nuestro enfoque holístico, para garantizar que las innovaciones de ZF para equipo original estén disponibles para nuestros socios de taller lo antes posible. Está firmemente anclado en nuestro ADN para proporcionar al mercado del recambio los conocimientos técnicos de primera mano y prepararlo de manera óptima para los desafíos del futuro”, comenta Markus Wittig, director de la Business Line Turismos en ZF Aftermarket.

Como explica la compañía, los vehículos eléctricos y los coches híbridos enchufables plantean nuevos retos para el sistema de frenado. “Por un lado, el sistema de control de frenos debe ser capaz de combinar el efecto de dos sistemas de deceleración (recuperación y frenado por fricción convencional). Esto debe suceder imperceptiblemente para el conductor y recuperar la mayor cantidad de energía posible. Por otro lado, en los vehículos electrificados, el aumento de potencia de décadas de antigüedad por medio de un vacío ya no funciona, por lo que se necesita una nueva fuente de energía para la asistencia de potencia de frenado”.

Funciones del nuevo servofreno electrónico TRW de ZF

Con el TRW Electronic Brake Booster, el grupo tecnológico ZF ha desarrollado un sistema de frenado que cumple con estos requisitos. Un sistema que también proporciona una amplia gama de funciones de confort y asistencia al conductor. Estas incluyen:

  • RBC (Roll Back Compensation): compensación por un recorrido de pedal más largo en sistemas de frenado de baja resistencia.
  • PFC (Pedal Force Compensation): presión uniforme del pedal independiente de la proporción de frenado regenerativo en la situación de conducción respectiva.
  • EBR (frenado externo): provisión automática de presión de frenado y flujo de volumen según los requisitos del sistema de control dinámico del vehículo.
  • EPC (Enhanced Performance Curve): características de asistencia variable basadas en software.
  • PRL (Pressure Reduction Logic): reducción de presión en el pedal durante la parada del vehículo o la intervención ABS.

Asimismo, el sistema puede soportar funciones de conducción altamente automatizadas y autónomas en el futuro.