KYB lanza el fluido hidráulico para amortiguadores SustainaLub

110

KYB ha anunciado el lanzamiento de SustainaLub, un nuevo fluido hidráulico para amortiguadores respetuoso con el medio ambiente, al eliminar los riesgos asociados al petróleo, un elemento común en los fluidos hidráulicos convencionales. La compañía presenta el nuevo SustainaLub como un producto sostenible, neutro en carbono y reciclable. Su plena comercialización está prevista para 2026.

Los amortiguadores desempeñan un papel importante en la estabilización del movimiento de un coche utilizando la presión hidráulica y la fricción. El aceite hidráulico permite esta acción. Sin este aceite, el amortiguador no puede funcionar eficazmente. En este sentido y según KYB, SustainaLub no sólo mejora la maniobrabilidad y la estabilidad mediante su aplicación en las diversas válvulas de fuerza de amortiguación, sino que también mejora la sensación del producto aplicando la tecnología de control de fricción, como los amortiguadores KYB Prosmooth®.

“Con Prosmooth®, la fricción interna del amortiguador se controla mediante el uso de materiales de nuevo desarrollo para las piezas deslizantes, y la tecnología de ajuste variable del aditivo de fluido hidráulico. Este producto ofrece tanto una conducción impecable como un excelente paso por curva”, explica la compañía.

SustainaLub: un fluido eco-friendly

Este nuevo fluido contribuye a la neutralidad de carbono al pasar del aceite base derivado del petróleo al aceite base de origen natural. Se absorbe CO2 de la atmósfera durante el cultivo de las plantas utilizadas para las materias primas del aceite base, y también se reducen las emisiones de CO2 durante el transporte. Es biodegradable hasta un 60% o más según la norma de la certificación Eco Mark (OCDE301). La formulación del aceite base y del aditivo es reciclable, lo que reduce los problemas medioambientales a largo plazo.

La sustitución del aceite derivado del petróleo en los amortiguadores KYB por este nuevo fluido hidráulico ahorrará hasta 15,6 millones de litros de aceite al año. El plan de futuro de KYB es aplicar esta tecnología a todos sus productos hidráulicos.