Pirelli fabricará los neumáticos del ‘coche más caro del mundo’, el legendario Ferrari 250 GTO de 1962

304

Pirelli ha anunciado que fabricará los neumáticos del ‘coche más caro del mundo’, el legendario Ferrari 250 GTO de 1962 (en 2014 se subastó un modelo por ¡38 millones de dólares!), y su nueva ‘joya negra’ se llama Stelvio Corsa, que combina “un look clásico con la más moderna tecnología”, y se estrenará en un prestigio rally histórico como es la Coppa Milano-Sanremo.

Pirelli destaca que el nuevo Stelvio Corsa “nace específicamente para el Ferrari 250 GTO, manteniendo una apariencia propia de la época del vehículo sin renunciar a la más reciente tecnología. Se trata de un vehículo muy especial y que hace temblar todo récord existente. Sin ir más lejos, en 2014 se subastó una unidad por la friolera de 38 millones de dólares”.

Con el Stelvio Corsa, Pirelli precisa que recupera “una denominación histórica para su producto más nuevo, realizado como consecuencia de un acuerdo con Ferrari. En el rally Coppa Milano-Sanremo, prueba que cuenta con Pirelli como partner de la organización, saldrá a la luz pública por vez primera la cubierta creada a medida para el Ferrari 250 GTO. Pirelli también aprovechará la Coppa Milano-Sanremo para mostrar al público su gama de neumáticos Collezione en el Paddock Monza, punto de inicio del rally. Además del nuevo Stelvio Corsa para el 250 GTO, estarán en exhibición el Cinturato CN72 para Maserati y el P7 y CN36 para modelos Porsche”.

Pirelli señala que “el Stelvio Corsa es el último vástago de la familia Pirelli Collezione, encargada de equipar a los automóviles más deseados fabricados entre los años 1950 y 1980, conservando siempre sus rasgos originales. El diseño del dibujo y su flanco son similares a los de las cubiertas de origen, un talante vintage que, eso sí, esconde tecnología de vanguardia. Gracias al uso de nuevos compuestos, la gama Pirelli Collezione ofrece un mejor grip en superficies secas y mojadas, garantizando altos niveles de seguridad y fiabilidad sin comprometer el estilo original del neumático. Durante su proceso de desarrollo, los ingenieros de Pirelli han utilizado los mismos parámetros que los creadores del vehículo, para complementar del mejor modo posible las características mecánicas y de su suspensión. El resultado final es una combinación de rendimiento, estilo y originalidad. A la hora de diseñar el Stelvio se ha recurrido a imágenes del archivo de la Fundación Pirelli, y en su producción se han utilizado técnicas heredadas de la competición”.

Aprovechando el lanzamiento del nuevo Stelio Corsa, Pirelli hace el siguiente repaso a sus legendarios neumáticos, a saber:

Stelvio Corsa

“Echemos la vista atrás por un momento. El piloto protagonista no es otro que Alberto Ascari; su coche, un Ferrari 500 calzado con neumáticos Pirelli Stelvio. Nos encontramos en 1952 y 1953, los años en que el corredor milanés logró dos títulos mundiales consecutivos en la recién creada Fórmula 1, llevando a la cúspide mundial a la asociación Ferrari-Pirelli. Al año siguiente, Maurice Trintignant y Froilán González ganaban las 24 horas de Le Mans al volante de un Ferrari 375 Plus: una nueva victoria para el Stelvio Corsa.

En esta época, Pirelli acostumbraba a bautizar a algunos de sus neumáticos inspirándose en los pasos más conocidos de los Alpes. Así nacieron los neumáticos Rolle y Sempione tras la II Guerra Mundial, aunque fue el Stelvio Corsa el que mejor representó los productos orientados a las altas prestaciones hasta mediados de los años sesenta. En consecuencia, era lógico recurrir a esta goma legendaria para equipar específicamente el Ferrari 250 GTO: el vehículo clásico más caro del mundo.

Los ingenieros de Pirelli han utilizado durante el desarrollo los diseños originales del Stelvio, proporcionados por la Fundación Pirelli, a fin de crear un neumático dotado de un look apropiado de este período y a la altura del icono al que iba destinado. Ello no ha hecho renunciar al máximo respeto por el medio ambiente, gracias al uso de un compuesto libre de aceites aromáticos. Tampoco se ha ignorado la búsqueda de las máximas prestaciones, gracias al uso de una carcasa que hereda toda la experiencia de Pirelli en el deporte del motor. El 250 GTO tiene una medida 215/70 R15 98W en el eje delantero y de 225/70 R15 100W en el posterior. No existen alternativas disponibles, y ningún otro coche puede utilizar los Pirelli Stelvio Corsa. Tan sólo el Ferrari 250 GTO”.

Cinturato CF67/CA67

“A mediados de los años 50 se introdujo la estructura radial, basada en patrón cruzado de cinturas. La función estabilizadora de estas últimas prevenía la deformación de la cubierta, por más duro que fuera el estilo de conducción. Esta tecnología incrementaba, además, la adherencia al asfalto, y sin comprometer el desgaste, que caía a la mitad en relación a la última generación de neumáticos diagonales.

El uso de una cintura especial, unido al diseño de nuevos perfiles y bandas de rodadura, también contribuía al incremento del grip. Patentada en 1951 y lanzada al mercado a mediados de los años 50, el Pirelli Cinturato mantuvo el mundialmente conocido diseño ‘367’ durante más de una década. En 1966, este patrón fue bautizado con el acrónimo CF67/CA67.

Esta denominación deriva de las 67 licencias concedidas por Pirelli a los productores de 25 países. El CA67 se convirtió, pues, en el primer neumático radial textil clasificado con el índice SR, que confirmaba su aptitud para circular a hasta 180 km/h. Su dibujo contaba con canales separados de los cuatro surcos longitudinales principales, dotados de un patrón distinto y que contribuía a aumentar el drenaje de agua. Además, el compuesto era igualmente resistente a las altas temperaturas y la abrasión. A mediados de los años sesenta, el Pirelli Cinturato se convirtió en la referencia para la industria automotriz global”.

Cinturato CN72-CN73

“La creciente especialización del mundo del automóvil de mediados de los sesenta impulsó la introducción de neumáticos con índice HR (de hasta 210 km/h). Se desvelaron nuevas versiones del Cinturato, con indicativo H y HS (High Speed, alta velocidad), distinguidos por un nuevo dibujo bautizado como CN72, que aseguraba una conducción más silenciosa y confortable. Lanzado en 1966, el CN72 equipaba la gama Ferrari al completo (250 GT, 400 Superamerica y 275 GTB), además de los Maserati 4000 y 5000. Al año siguiente lo adoptó también Lamborghini en sus 350 GT, 400 GT y Miura.

En 1969 llegaba la primera medida de perfil bajo, denominada GR70 VR 15 (225/70 VR 15), elegida por Ferrari para el 365 GT y el GTB; por Lamborghini para el Miura y el Jarama, y por Maserati para Ghibli, Quattroporte, Mistral y Mexico. La evolución del CN72 se denominó CN73.

A finales de los sesenta, y tras muchos estudios y pruebas, arrancaba una nueva era tecnológica de la mano del uso de cinturas metálicas en los modelos de altas prestaciones para las series HR y VR (con índices de velocidad iguales o superiores a los 210 km/h)”.

Cinturato CN36

“En 1968 se lanzó el Cinturato CN36, realizado a medida para el Fiat Dino en especificación 185 HR 14, el primer neumático radial con cinturas metálicas a la venta y cuyo diseño buscaba acompasar altas prestaciones con confort de marcha. Esta goma marcó el retorno de Pirelli al mundo de los rallyes, universo en el que logró numerosos éxitos. Los pilotos la tildaban de “suave a baja velocidad y precisa a ritmos elevados”, con un diseño específico que, además, permitía absorber obstáculos y tener el aquaplaning bajo control.

El CN36 era un neumático HR con importantes innovaciones que en años venideros pasarían a incrementar el rango de medidas disponibles con serie 70, destinada a modelos BMW, y opciones con llanta de 13 pulgadas, como la vista en el Fiat 124 Sport de 1971. Esta combinación –Fiat 124 y CN36– se reveló como dupla ganadora y fue la encargada de dar el pistoletazo de salida a una larga y exitosa era de Pirelli en el mundo de los rallyes”.

Cinturato CN12

“Mientras el Cinturato CN72 cubría todas las medidas estándar de perfil alto, con un rango que iba, en los años 70, del 175 HR 13 al 235 VR 15, aumentaba la disponibilidad de opciones de perfil bajo con el lanzamiento de la serie 60 (245/60 VR 14, 255/60 VR 15), además de las nuevas medidas en serie 70 (205/70 VR 14, 215/70 VR 15). El dibujo del CN12 se creó específicamente para estas últimas, y fue elegido como primer equipo de modelos como los Lamborghini Miura P400, Jarama y Urraco, y también el Maserati Bora”.

Cinturato P7

“El Pirelli P7 salió a la venta en enero de 1976 como neumático de calle. Sin embargo, ya venía de dejar huella en el Campeonato del Mundo de Rallyes de 1974 calzado en el mítico Lancia Stratos. Conocido entonces como Supersport, esta nueva goma radial incorporaba innovaciones no antes vistas en las cubiertas de competición, como un perfil ultrabajo (serie 50).El desarrollo de neumáticos con este tipo de perfil, iniciado en Pirelli con los Cinturato CN72, CN12 y CN36 entre los años sesenta e inicio de los setenta, siguió su curso con el P7. A la vez que la innovación en el deporte del motor permitió trasladar la serie 50 a los coches de calle, ulteriores desarrollos del P7 abrieron camino a los productos de perfil ultrabajo, llegando incluso a la serie 30. El P7 fue utilizado por primera vez en el Porsche 911 Carrera Turbo, seguido por los Lamborghini Urraco y Countach en 1976, y también por el De Tomaso Pantera. En competición, el Pirelli P7 en medida 195/50 VR 15 calzaba el modelo escogido para homologar el Fiat 131 Rally”.

Cinturato P5

“Jaguar ha jugado un rol esencial en el desarrollo de nuevos modelos de neumáticos. En 1976, la firma británica encargó a Pirelli el desarrollo específico de una nueva cubierta: el P5. Este producto serviría para enfatizar la excelencia técnica de los Jaguar más exclusivos, a la vez que su confort y calidad de marcha.

En 1979, el Pirelli P5 recibió la homologación oficial en medida 205/70 VR 15 para todos los modelos Jaguar, desde el XJ6 al XJ12 o el XJS. A continuación la incorporarían el Lancia Gamma (berlina y coupé) y el Alfa Romeo Alfetta 2.0 y GTV. Junto al modelo de competición, P7, y el deportivo, P6, el P5 completaba la familia de gomas de perfil bajo Pirelli lanzadas en los años setenta”.