PUBLICIDAD

Nokian Tyres ha iniciado las obras del que será su nuevo centro tecnológico y de pruebas, que estará ubicado en la localidad toledana de Santa Cruz de la Zarza y supondrá la inversión de 60 millones de euros. Las primeras pistas de prueba se completarán el próximo año, y se espera que el centro tecnológico esté a pleno funcionamiento en 2020.

El acto simbólico de la colocación de la primera piedra de este proyecto contó con la presencia de la consejera de Economía, Empresas y Empleo de la Comunidad de Castilla-La Mancha, Patricia Franco; del presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez; la embajadora de Finlandia en España, Tiina Jortikka-Laitinen; el presidente del Consejo de Administración de Nokian Tyres, Petteri Wallden; la presidenta y CEO de Nokian Tyres, Hille Korhonen y del alcalde de Santa Cruz de la Zarza, Luis Alberto Hernández.

centro tecnológico Nokian

La firma cuenta actualmente con dos centros de pruebas, en Ivalo y Nokia, ambos en Finlandia. La nueva instalación en España le permitirá realizar durante todo el año test de neumáticos de verano y de invierno. Según explica la compañía, el objetivo es desarrollar neumáticos que sean más seguros, más funcionales y ecológicos que antes. Las pruebas se realizarán principalmente en neumáticos de verano y all-season con característica de rendimiento para altas velocidades; de los que hay una alta demanda en los mercados de Nokian Tyres en crecimiento de Europa Central y Norte América.

“Hemos estado planificando el nuevo centro durante mucho tiempo en cooperación con las autoridades locales y otros socios. Ahora es el momento de dar el siguiente paso y comenzar a construir un centro tecnológico para el futuro, que ofrezca oportunidades versátiles para acelerar el desarrollo de productos y hacer crecer nuestra gama de productos”, ha señalado al respecto Hille Korhonen.

Un centro tecnológico de última generación

La extensa área de trescientas hectáreas tendrá más de diez circuitos de pruebas diferentes, que se utilizarán para estudiar la durabilidad y el rendimiento de los neumáticos mediante el uso de la más moderna tecnología. Alrededor de la instalación se sitúa una pista oval de siete kilómetros para probar neumáticos a velocidades de hasta 300 km/hora. Además, las pistas permiten realizar muchas de las pruebas de homologación requeridas por los neumáticos, como la adherencia en superficie mojada y las pruebas de ruido de rodadura.

“Las pistas de pruebas, modernas y versátiles, en el nuevo centro tecnológico se adaptarán al exigente trabajo de desarrollo que se aplica a cada producto Nokian Tyres. Las condiciones climáticas de España nos proporcionan las condiciones ideales para probar nuestros neumáticos durante todo el año. Las exhaustivas pruebas y una comprensión exhaustiva de las necesidades del cliente garantizan que nuestros neumáticos premium sean lo último en tecnología y funcionen de manera confiable en todas las condiciones climáticas”, explica Pontus Stenberg, vicepresidente de la Unidad de Productos y Tecnologías de Nokian Tyres.

centro tecnológico Nokian

Además de las pruebas, el centro tecnológico pretende acelerar el desarrollo de productos sostenibles así como la innovación. En 2017, Nokian Tyres inició el desarrollo de un proyecto de investigación para la utilización de la planta de guayule para la producción de neumáticos más respetuosa con el medio ambiente. La planta de guayule se desarrolla en condiciones de escasa humedad y aridez y es un potencial reemplazo del caucho natural. Para la agricultura local, es además una alternativa más rentable que los cultivos de secano actual.

El centro tecnológico tendrá un impacto positivo en la actividad económica y el empleo de la región. El proyecto dará trabajo a unas 200 personas durante la fase de construcción y a 40 cuando esté operativo. Además, tendrá un efecto indirecto significativo en el empleo de las industrias de transporte, servicios y logística.