“Crónica de una muerte anunciada” (Artículo de opinión de Juan Ramón Pérez, presidente de ADINE)

1074

Juan Ramón Pérez Vázquez, presidente de ADINE, escribe un artículo de opinión en el reciente número de la revista ‘EuroPneus’ que titula “Crónica de una muerte anunciada”, parafraseando el título de la universal novela del Premio Nobel Gabriel García Márquez, y que, por su interés para el sector, también reproducimos íntegramente en esta ventana digital: “Creo que no estoy exagerando si digo que nuestro sector vive una amenaza constante: el FRAUDE.

Un fenómeno que históricamente ha existido en todos los sectores y que en el del neumático, hasta la fecha, se había focalizado en la importación no declarada de neumáticos y que desde ADINE hemos venido denunciando de manera constante, logrando resultados muy positivos en esta lucha, consiguiendo que se investigue y si se da el caso se impute a aquellas empresas ilegales o defraudadoras, pero todo esto parece que no es suficiente.

Y es que, hoy en día, el fraude de la ecotasa es solo la punta del iceberg, ya que es ahora cuando entra a escena la “gran amenaza” para nuestro sector, el conocido como fraude carrusel del IVA. Un fraude que está cobrando una dimensión sin precedentes tanto en España como en Europa, donde las empresas que participan del mismo, al no pagar el correspondiente impuesto, venden neumáticos a precios muy por debajo de los que existen en el mercado, compitiendo de manera distorsionada en el mismo.

Un ‘virus’ que está dañando nuestros márgenes hasta límites inaguantables, ya que su forma de proceder está dentro de una competencia totalmente desleal que nos aleja del umbral básico de rentabilidad necesario para el mantenimiento de nuestras empresas, y que hace que cada día sea más difícil sobrevivir.

Es evidente que el fraude carrusel del IVA requiere de una mayor unidad en el sector, desde los fabricantes, pasando por los distribuidores y, de manera muy especial, en los talleres, ya que de no superarlo, supondrá la muerte de todos y cada uno de nosotros, dado que daña nuestro prestigio de manera irreparable y pone en duda nuestra credibilidad como empresas ante nuestros clientes, que no comprenden cómo es posible que existan esas diferencias tan notables de precios en una misma referencia o marca en el mercado. Y lo que es peor, si no conseguimos atajarlo y tomar las medidas adecuadas, puede provocar que exista un claro riesgo de contagio en el resto de empresas, que ven una manera fácil de realizar estos hechos ilícitos y que acabará por romper el equilibrio que hemos tenido hasta no hace mucho tiempo atrás.

Pero, en cierta manera, todo esto no tendrá éxito, si además los propios fabricantes o marcas más importantes de neumáticos no se unen y se mentalizan que tienen que parar el movimiento desde su origen, evitando las ventas a intermediarios que facilitan los neumáticos a los defraudadores y forman parte de la cadena de corrupción.

Por tanto, necesitamos que todos acentuemos y reforcemos la necesidad de denunciar estos hechos aprovechando la existencia de ADINE u otras asociaciones sectoriales que son el vehículo adecuado para estas cuestiones y el interlocutor perfecto ante las autoridades, ya que de no ser así, el crecimiento de este tipo de empresas que están envueltas en cualquier tipo de fraude será cada vez mayor y acabarán siendo los que dominen el mercado y se pierda toda la lógica del buen hacer, predominando únicamente estas prácticas, acabando con el sector legal de manera irremediable.

Es por esto que tenemos que luchar con todas nuestras fuerzas para acabar contra esta lacra que amenaza nuestra existencia, haciendo frente común e involucrando a todos los que estén a nuestro alrededor para que esto llegue a buen fin. ADINE no va a parar de trabajar hasta conseguir que las autoridades se involucren mucho más en la investigación de todos y cada uno de los defraudadores existentes para su adecuación a la legalidad o su cierre inmediato, ya que nuestro deber es velar por el correcto funcionamiento del sector del neumático. Por ello, hemos mantenido recientemente una reunión con representantes de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) para trasladarles esta situación, y que adopten cuanto antes las medidas necesarias por el bien del sector. Así pues, la pelota está en el tejado de las autoridades y también, no lo olvidemos, en nuestra mano para, entre todos, garantizar la supervivencia de nuestro colectivo”.

(PINCHE AQUÍ PARA LEER EL ÚLTIMO NÚMERO DE LA REVISTA ‘EUROPNEUS’) http://revistadigital.europneus.es/pageflips/diciembre2018/index.html#p=2ht