PUBLICIDAD

Las exportaciones españolas de componentes de automoción alcanzaron un nuevo récord en 2018. En total, en 2018 se exportaron equipos y componentes por un valor de 21.415 millones de euros, lo que ha supuesto un crecimiento de casi un 7% respecto a 2017. Asímismo, Durante el último cuatrimestre de 2018 (septiembre – diciembre), el sector español de proveedores de automoción exportó componentes por un valor de 7.136 millones de euros, casi un 3,2% más que en el mismo periodo de 2017.

Los 10 destinos más importantes para el año 2018, considerando a la Unión Europea como bloque, fueron: UE, Marruecos, Estados Unidos, China, Argelia, México, Turquía, Japón, Sudáfrica y Rusia. La trayectoria ascendente de las exportaciones españolas de equipos y componentes de automoción para el año 2018 ha estado marcada, en gran medida, por los mercados tradicionales de la Unión Europea que siguen como principal destino de los equipos y componentes de automoción españoles.

Con unas cifras de ventas de 15.257 millones € en la UE, récord para esta región, la cuota de mercado asciende al 71,3% sobre la cifra global. Las ventas a la UE crecieron un 5,1% respecto al año anterior, motivado principalmente por el crecimiento experimentado en 9 de los 10 principales destinos de nuestras ventas dentro de la UE.

Los 10 destinos de Europa más importantes del 2018 han sido: Alemania, Francia, Portugal, Reino Unido, Italia, Polonia, República Checa, Bélgica, Holanda y Suecia.

Alemania, primer destino de las ventas españolas, alcanzó unas ventas totales de casi 4.000 millones de euros, registrando una tasa de crecimiento de casi un 1,9%, lo cual ha supuesto un cambio de tendencia con respecto a 2016 y 2017. Francia presentó un incremento del 5,3%, con unas cifras de 3.556 millones de euros, lo que supone la consolidación de este mercado como uno de los principales motores de las ventas fuera de nuestras fronteras.

Destaca también el crecimiento de Portugal de un 26,1%, donde las ventas alcanzaron los 1.678 millones de euros, situándolo como tercer destino y desplazando al Reino Unido a una cuarta posición a pesar de que en 2018 registró una evolución positiva en los intercambios respecto a 2017 (+2,10%).

Asimismo, las ventas del sector presentan tasas de crecimiento en otros mercados europeos tales como Polonia (+8,7%), República Checa (+4,5%), Bélgica (+1,3%), Holanda (+3,5%) y Suecia (+7,8%).

A pesar de la tendencia positiva de los últimos años, en 2018 Italia tuvo una evolución negativa, con una tasa de decrecimiento de un 5,5% para el conjunto del periodo analizado. Las ventas a este mercado se situaron en los 989 millones de euros.

En el resto de mercados, Marruecos se afianza como primer destino de las exportaciones sectoriales, con unas ventas de 913 millones de euros, que suponen una tasa de crecimiento del 1,54%. Estados Unidos y China mantienen su segunda y tercera posición, con unos incrementos del 7,5% y 8,5%, respectivamente, y unas cifras de 868 y 618 millones de euros.

Desde SERNAUTO subrayan la entrada de Argelia como cuarto destino de las exportaciones españolas en 2018 con una cifra de 583 millones de euros. México es el quinto mercado en el ranking y continúa con su evolución favorable de años anteriores (+9,9%), con unas ventas de 414 millones de euros.  Destaca también el crecimiento a dos dígitos de Sudáfrica (+28,9%), que acumuló un total de 224 millones de euros y la consolidación de la recuperación de Rusia, con una tasa del 3,6% y unas cifras de 211 millones de euros.

Finalmente, las tasas de crecimiento negativas de Turquía (-9,9%) y Japón (-4,6%) sitúan a ambos mercados en las posiciones 6ª y 7ª respectivamente, con unas ventas totales de 370 y 296 millones de euros, respectivamente.

Datos del tercer cuatrimestre

La Unión Europea continuó siendo el principal mercado de destino de las ventas españolas de componentes, en el tercer cuatrimestre, con una cuota de mercado del 70,8% sobre el total. Las ventas a esta región ralentizaron su crecimiento con respecto al mismo periodo del año anterior (+0,8%), situándose en 5.051 millones de euros.

Se observa un comportamiento desigual en los principales mercados europeos. Las ventas a Alemania, primer destino de nuestros intercambios comerciales, se redujeron en un 2,9% llegando a los 1.280 millones de euros. Esta tendencia decreciente también se observó en Francia con 1.176 millones de euros (-4,8%) e Italia con 323 millones € (-8,3%), rompiendo la tendencia estable de crecimiento constante intercuatrimestral registrado en el último quinquenio.

Por el contrario, destacan mercados en los que se consolida la senda de crecimiento tales como Portugal, en el que las ventas del sector aumentaron un 14,5% respecto al tercer cuatrimestre del año anterior (563 millones de euros), o Polonia que presentó una tasa de crecimiento del 8,11% (202 millones de euros) Por su parte, Reino Unido, excepcionalmente, presenta una tasa positiva (+2,8%), alcanzando unas ventas de 506 millones de euros.

Fuera de la Unión Europea, Marruecos como principal destino de las exportaciones españolas para el periodo considerado, con unas ventas de 320 millones de euros, a pesar de registrar una tasa de decrecimiento del 1,3%. Estados Unidos ocupa la segunda posición, con un comportamiento muy positivo para el periodo analizado (+25,5%), y unas exportaciones totales de 307 millones de euros. Se observa un cambio de tendencia respecto a periodos anteriores.

Además, Argelia han experimentado un excelente comportamiento, con unas exportaciones de 269 millones de euros, situándolo como el tercer destino para este periodo. Destaca igualmente la consolidación del crecimiento en México, quinto mercado destino de nuestras exportaciones, con una cifra de 150 millones de euros y una tasa de crecimiento intercuatrimestral del 21,13%; y en Sudáfrica, con una tasa del 5,27%.

Finalmente, China invierte la tendencia positiva de los últimos años (-4,9%), situándose en los 195 millones de euros, y Turquía mantiene su comportamiento habitual de decrecimiento para el último cuatrimestre, con una reducción del 25%. En el caso de Rusia, que había presentado una evolución positiva en el último trienio, ha perdido fuerza en este último periodo, con un decrecimiento del 16,9%, alcanzando los 63 millones de euros.