CONEPA se adhiere a la iniciativa Europea “Roadmap on Carcinogens”

253

CONEPA se ha adherido a la iniciativa Europea “Roadmap on Carcinogens” (“Hoja de ruta sobre cancerígenos”), que tiene el objetivo de prevenir el cáncer en los talleres de reparación de vehículos.

La adhesión de CONEPA a la iniciativa “Roadmap on Carcinogens” se produce además tras la reciente modificación del Real Decreto 665/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores del taller contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante su actividad profesional. Tanto de los que “supongan exposición cutánea a aceites minerales previamente utilizados en motores de combustión interna para lubrificar y refrigerar los elementos móviles del motor” como de los que entrañen “exposición a emisiones de motores diésel”.

Coincidiendo con esta adhesión, CONEPA ha aprovechado para informar de los riesgos vinculados a los aceites usados y las emisiones de los motores diésel, acompañada de un relación de las principales medidas preventivas conocidas para minimizar su impacto sobre la salud de los trabajadores.

Medidas preventivas para minimizar riesgos por el uso aceites minerales

• Uso de guantes y gafas de protección o pantallas faciales en las que pueda haber contacto con la piel y/o salpicaduras.
• No comer, beber y fumar en el taller.
• Disponer de lugares de trabajo separados para guardar la ropa de trabajo y la de calle.
• Disponer de un lugar determinado para almacenar los EPI, verificar que se limpian y se comprueba su buen funcionamiento.
• Lavarse la piel cada vez que se produzca un contacto con el aceite.
• El empresario se responsabilizará del lavado y descontaminación de la ropa de trabajo, y está prohibido que los trabajadores se lleven dicha ropa a su domicilio.
• Una piel deshidrata, agrietada o con heridas, favorece la entrada del agente químico por esta vía. Por lo tanto, es importante cuidar la piel como barrera protectora que constituye.

Medidas preventivas para minimizar riesgos por las emisiones diésel en el taller

• Extracción localizada: se pueden utilizar sistemas de extracción, portátiles o en forma de tuberías flexibles, que se sitúen en los tubos de escape de los vehículos evitando que las emisiones se propaguen por el taller.
• Ventilación general: ayuda a diluir la concentración de las emisiones de motores diésel.
• Separación de lugares de trabajo: Mediante elementos físicos y sistemas de ventilación con el objetivo de no exponer a aquellos trabajadores que no tengan que realizar operaciones sobre el vehículo con el motor encendido.
• Usar Filtros para gases en la protección respiratoria. No sirven los filtros de partículas.
• Se debe facilitar un lugar adecuado para guardar los EPI.
Esta acción de difusión pública de los riesgos vinculados a determinados agentes cancerígenos en el taller reafirma el compromiso de ASETRA con las campañas de divulgación, concienciación y prevención de la salud de los trabajadores que desarrollan su actividad profesional en las empresas del mantenimiento y reparación de vehículos.