CETRAA se reúne con el Seprona para coordinar la lucha contra los talleres ilegales

173

La Comisión de Ilegales de CETRAA ha mantenido una reunión con responsables de la UCOMA (Unidad Central Operativa Medioambiental) del SEPRONA para abordar la problemática de los talleres clandestinos en España. En el encuentro, la patronal de talleres estuvo representada por Lara Torres Laguna, coordinadora de la Confederación, y Luis Mascaró, secretario general de ATAYAPA (CETRAA Alicante).

Durante la reunión el con Seprona, CETRAA recalcó que los talleres ilegales no son exclusivamente un problema para los negocios legales de mantenimiento y reparación de automóviles, sino también una lacra que afecta también a sus clientes y a los usuarios de la vía pública.

 

CETRAA se reúne con el Seprona para coordinar la lucha contra los talleres ilegales

En este sentido, ambas entidades coincidieron en que se trata de un asunto grave. Por ello, han acordado que CETRAA informará puntualmente al SEPRONA de las denuncias que reciban a través de su Sala de Denuncia online, para su evaluación y eventual gestión.

Desde la Confederación señalan que el intrusismo de los talleres clandestinos ha dejado de ser un asunto exclusivamente empresarial para convertirse en un dilema social. Lo fundamentan en las consecuencias negativas para la seguridad vial, el medioambiente, la seguridad industrial y la economía española. Según los resultados recogidos en distintas campañas, de los talleres inspeccionados, aproximadamente un 20% son ilegales. A su vez, se estima que la actividad de los talleres que cumplen estrictamente con la legalidad vigente disminuye en la misma proporción.

CETRAA y Seprona recuerdan los riesgos de los talleres ilegales

CETRAA subraya que muchos usuarios acuden a este tipo de instalaciones pensando erróneamente que ahorrarán dinero. “Los talleres clandestinos pueden parecer más baratos porque no pagan impuestos, ni cotizaciones sociales, ni aplican el 21% de IVA, etc., pero tampoco tienen acceso a la formación adecuada, ni instalaciones, ni herramientas apropiadas para llevar a cabo los trabajos. La realidad es que salen bastante más caros, no solo por los precios que finalmente aplican, sino por las consecuencias de sus intervenciones. De hecho, es habitual que los talleres legalmente establecidos tengan que solventar los problemas causados por una mala reparación”, señalan en este sentido.

La patronal recuerda, además, que la práctica de estas actividades fraudulentas conlleva otros efectos negativos como son la limitación de los derechos de los consumidores en cuanto a garantía de la reparación, la ausencia de prevención en riesgos laborales o el peligro generado para la seguridad vial por la dudosa calidad tanto de las reparaciones como de los materiales y recambios empleados. A todo ello habría que sumarle el impacto medioambiental que implica el uso y, sobre todo, el desecho de residuos tóxicos.

La Confederación creó en 2014 su Sala de Denuncia. Se trata de una sección alojada en su web en la que los ciudadanos pueden denunciar de manera anónima este tipo de prácticas irregulares. A través de esta herramienta se registran anualmente más de 1.000 denuncias de talleres ilegales.

Desde CETRAA consideran que esta colaboración es un paso adelante para tratar de conseguir una solución satisfactoria para todos y agradecen la disposición del SEPRONA para ayudar en la lucha contra esta lacra.