158
CETRAA-FER
Alicia García-Franco (FER) y Ana Ávila (CETRAA).

La Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER) y la Confederación de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines (CETRAA) han anunciado la firma de un acuerdo de colaboración que tiene como fin mejorar los procesos de comunicación entre los recuperadores y los talleres para optimizar las tasas de reciclado de los residuos generados, de acuerdo a lo establecido en la Ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados.

El acuerdo ha sido rubricado por la directora general de FER, Alicia García-Franco, en representación de su presidente Ion Olaeta, y la secretaria general de CETRAA, Ana Ávila, en representación de su presidente Enrique Fontán. Las dos instituciones se comprometen a “contribuir a la mejora de la recuperación y el reciclado de los residuos generados en los talleres de reparación, conforme a la normativa”, para lo que se recurrirá a “las soluciones más eficientes en los aspectos técnico y económico”. Con ello, “se establece como objetivo la protección del medio ambiente, evitando la gestión inadecuada de los residuos y garantizando su incorporación al ciclo de recuperación”.

“FER y CETRAA defenderán las posiciones comunes de ambas entidades ante las Administraciones públicas, organismos públicos, instituciones y personas, jurídicas o físicas, públicas o privadas, que consideren oportunas o necesarias con motivo de la aplicación de la normativa sobre residuos de taller y de los efectos que ésta producirá en las partes del presente acuerdo”, ha explicado Alicia García-Franco.

Por su parte, Ana Ávila, ha destacado que ambas entidades colaborarán para “la elaboración de procesos estandarizados sobre la recogida, tratamiento, y valorización de los residuos de taller en conformidad con la normativa vigente comunitaria y nacional y su difusión para la propuesta de mejoras en las condiciones técnicas y comerciales que resulten aconsejables para un mejor funcionamiento de la cadena natural del reciclado, desde los puntos de vista de calidad, mercado o volumen de materiales procesados”.

El convenio de colaboración contempla asimismo incorporar, en los trabajos que ambas entidades desarrollen para cumplir los objetivos de este acuerdo, a otros agentes involucrados en la gestión de los residuos en sentido amplio.