ADINE aconseja montar neumáticos de invierno ante la borrasca ‘Filomena’

153

Llega la borrasca “Filomena”, que traerá descenso acusado de las temperaturas y precipitaciones por casi todas las zonas de la geografía española, dejando nieve en grandes cantidades de norte a sur, sobre todo en las zonas del centro e interior de la Península. Con el fin de extremar las preocupaciones cuando nos ponemos al volante en condiciones climatológicas adversas, la Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos (ADINE) recomienda a los conductores circular con neumáticos de invierno, ya que no solo son una alternativa legal al uso de cadenas, sino que son más resistentes al frío, ofrecen mejor agarre y reducen el riesgo de sufrir aquaplanning al evacuar mejor el agua.

La asociación recuerda que los neumáticos de invierno ofrecen mejores prestaciones y mayor seguridad que los neumáticos convencionales con temperaturas por debajo de 7 grados centígrados, tanto con suelo seco, lluvia o nieve, ya que los neumáticos convencionales pierden adherencia porque sus compuestos se endurecen. Esto se debe a que la distancia de frenado con un neumático de invierno a 50 km/h con nieve es 31 metros menor que un neumático estándar y en mojado y a 80 km/h la diferencia es de 6 metros menos.

Sin embargo, pese a suponer la mejor opción para el frío, siguen siendo bastante desconocidos en España ya que, al no ser obligatorios, solo el 3% de los conductores utiliza neumáticos de invierno, frente al 30% de otros países europeos de nuestro entorno, con una mayor tradición y obligatoriedad al respecto.

Los neumáticos de invierno además de estar homologados y reconocidos por la DGT, se identifican con el marcaje M+S (Mud and Snow), es decir, barro y nieve, junto con un pictograma que representa una montaña de tres picos con un copo de nieve en su interior, denominado “3PMSF” (de las siglas en inglés de “3 Peaks Mountain Snow Flake”), que certifica su comportamiento a bajas temperaturas en frenada y tracción, manteniendo su flexibilidad y ofreciendo una mayor adherencia. Asimismo, se distinguen de uno convencional en que el dibujo de la banda de rodadura tiene un mayor número de ranuras (laminillas) para conseguir una mejor evacuación del agua y mantener la adherencia en superficies deslizantes. Su principal compuesto es una goma especial que conserva sus propiedades ante el frío.

La mejor opción para circular en invierno

Desde ADINE consideran que estos neumáticos son la mejor opción para circular con seguridad durante todo el invierno, siendo además muy cómodos y prácticos, ya que sustituyen a las cadenas cuando éstas son obligatorias.

Al mismo tiempo, la asociación recomienda a los conductores vigilar con regularidad que la presión de los neumáticos sea la correcta, y también realizar regularmente inspecciones visuales para comprobar el desgaste del dibujo. También que el neumático no presenta grietas o deformaciones en la banda de rodadura o en los flancos. Asimismo, si la utilización de los neumáticos de invierno se va a realizar de forma estacional (hasta la entrada de la primavera), ADINE recuerda que muchos talleres y distribuidores cuentan con un servicio de custodia de estos neumáticos. Este servicio garantiza que los neumáticos mantengan inalteradas sus prestaciones a la hora de almacenarlos hasta un siguiente montaje.