Ya está disponible en España el sensor TPMS Bosch QUICK FIT

521

Ya está disponible en el mercado español el sensor universal de presión de neumáticos (TPMS) QUICK FIT, de Bosch. Presentado por la compañía en Automechanika Frankfurt 2022, la gama QUICK FIT de Bosch tiene la ventaja de que permite cubrir más del 90% de los vehículos del parque europeo con solo un sensor y cuatro variantes de válvulas disponibles en el mercado.

Con QUICK FIT de Bosch mayoristas y talleres ahora pueden cubrir una gran parte del mercado de vehículos al almacenar solo cuatro referencias. Esto reduce el esfuerzo y los gastos de almacenamiento y también aumenta la disponibilidad. Desde 2014, todos los vehículos recién matriculados en la UE deben estar equipados con un sistema de control de la presión de los neumáticos (TPMS). Si es necesario reemplazar los sensores defectuosos, los talleres a menudo tienen que identificar los sensores específicos del vehículo y pedirlos por separado.

Los sensores están disponibles en varios diseños y tamaños de válvula, y en variantes de caucho y acero. Esto los hace compatibles con todos los tipos de ruedas y neumáticos comunes. Bosch utiliza extensas pruebas funcionales y de calidad para garantizar que los sensores QUICK FIT cumplan con los mismos estándares que las piezas originales.

Herramienta de programación TPA 300

BOSCH TPA 300Aunque, en principio, los sensores QUICK FIT se pueden poner en funcionamiento con cualquier herramienta de programación común, Bosch recomienda su TPA 300. Esta nueva herramienta de programación se ha desarrollado específicamente para configurar rápida y sencillamente los sensores TPMS universales. Los técnicos del taller pueden leer y verificar los datos TPMS transmitidos de forma inalámbrica en la pantalla a color de 2,8 pulgadas del TPA 300. El dispositivo inalámbrico les guía, paso a paso, a través del proceso de aprendizaje del vehículo para los sensores.

El precio de compra del TPA 300 cubre actualizaciones gratuitas de software para las funciones del dispositivo y de los vehículos y sensores durante los tres años posteriores a la compra, lo que permite que los talleres estén permanentemente actualizados. Se suministra con un cable de carga, un cable USB-B, una guía de inicio rápido, un manual de usuario y un práctico maletín de transporte. Como opción, también está disponible el módulo OBD-II para el reaprendizaje de algunos fabricantes de vehículos asiáticos y franceses que no tienen sistemas de reaprendizaje de TPMS. De forma alternativa, también se puede usar ESl[tronic] 2.0 Online Software para el reaprendizaje.

El control continuo de la presión de los neumáticos evita pérdidas de presión inadvertidas y, por lo tanto, juega un papel importante en la seguridad vial. Además, la presión adecuada de los neumáticos garantiza un consumo óptimo de combustible y un menor desgaste de los neumáticos. Con los nuevos sensores universales de presión de neumáticos QUICK FIT de Bosch, la herramienta de programación TPA 300 y el soporte técnico, los talleres tienen un paquete todo en uno para una diagnosis del sistema TPMS, una instalación y extracción de sensores, y una programación de los mismos sin complicaciones.