Texaco Delo 400 XSP-SD SAE 5W-30 ya cuenta con las especificaciones de Mercedes Benz 228.51

273

Texaco Delo® 400 XSP-SD SAE 5W-30, el aceite de motor diésel sintético de alto rendimiento para vehículo industrial de Texaco, ya cuenta con la aprobación de Mercedes Benz (MB) en cuanto al cumplimiento de su especificación 228.51. Esta última especificación del fabricante para el aceite de motor de gasolina se une a la de otros constructores como Cummins, Renault Trucks, Deutz y Volvo.

El lubricante Texaco Delo® 400 XSP-SD SAE 5W-30 ha sido diseñado para proporcionar un mayor ahorro de combustible y una mejor protección contra el desgaste del motor de drenaje, así como una óptima vida útil del motor. Esta economía de combustible y formulación de drenaje ampliada permite que este producto cumpla por completo con los exigentes requisitos de rendimiento de muchos motores de cuatro tiempos con aspiración natural y turboalimentados, tanto para carretera, off road y obra pública.

Con tecnología ISOSYN®, que utiliza bajo contenido en cenizas (SAPS) para cumplir con los requisitos de emisiones Euro VI, Texaco Delo 400 XSP-SD SAE 5W-30 es adecuado tanto para usar en sistemas de postratamiento, así como en motores más antiguos. Está formulado para un alto rendimiento con múltiples tipos de combustible, incluyendo los diésel con bajo contenido de azufre y un gran número de formulaciones de biocombustible.

Más protección para el motor

Como aceite de base sintética de baja viscosidad, este lubricante de la gama Delo de Texaco favorece la protección contra el desgaste del arranque en frío del motor para aquellos que funcionan a temperaturas bajo cero e incluye tecnologías avanzadas de dispersantes y detergentes desarrolladas para la dispersión del hollín y el control del desgaste, lo que ayuda a mantener limpios los aros, las válvulas y los canales de los pistones, y mejorar el tiempo de actividad.

Finalmente, el Texaco Delo 400 XSP-SD SAE 5W-30 ayuda a minimizar el proceso de limpieza del sistema de control de emisiones del DPF (Filtro de Partículas Diésel) y ofrece una vida útil mayor gracias a sus aceites y aditivos de base sintética avanzados, que proporcionan un drenaje prolongado controlando el desgaste, la oxidación, el lodo y el espesamiento del aceite.