SIGAUS modifica a la baja la aportación de sus empresas adheridas

300

El Consejo de Administración de SIGAUS ha decidido reducir la aportación que, en cumplimiento de la normativa sobre aceites usados (RD 679/2006), realizan todas las compañías adheridas por la comercialización en España de aceites industriales. Recordemos que según se establece en dicha norma, esta aportación se repercute en el precio de venta de estos productos.

La decisión responde al compromiso por parte del Consejo de Administración de SIGAUS de ajustar esta aportación en el complejo contexto económico actual. De esta manera, se suma a las múltiples medidas que, desde distintos ámbitos, se están tomando para controlar una inflación que está marcando la evolución económica de los últimos dos años, generando incertidumbre y mermando la confianza de consumidores y empresas.

“Esta reducción ha sido posible gracias a los mecanismos articulados históricamente por SIGAUS para buscar la máxima eficiencia en la financiación de la gestión del aceite usado, ajustándola en todo momento a las condiciones del mercado. Estos mecanismos han permitido, durante los últimos meses, estabilizar el coste de la gestión, aprovechando la coyuntura de altos precios del petróleo y, por tanto, las buenas condiciones de venta de los productos obtenidos del tratamiento de este residuo, tanto las bases lubricantes regeneradas como el fuel BIA”, explican desde el sistema de gestión.

La aportación se reduce 10 euros por tonelada

De esta manera, desde el 1 de enero de 2024 la puesta en el mercado de aceites industriales conllevará por parte de la empresa comercializadora, y consecuentemente del consumidor, la aportación de 50 euros por tonelada (5 céntimos por kg) en concepto de gestión del aceite usado, en lugar de los 60 euros (6 céntimos por kg) que se venían abonando hasta ahora. En el cambio de aceite de un turismo, estimando la compra de unos 4 kg de aceite nuevo, el coste destinado a la gestión del aceite usado pasará de 24 a 20 céntimos.

“Es la primera vez que modificamos nuestra tarifa, y lo hacemos, precisamente, para bajarla un 16% en un momento de subidas generalizadas de precios. Queremos aprovechar así la contención de los costes de la gestión, para trasladarla a los consumidores, aplicando uno de nuestros valores más arraigados que es la eficiencia y la optimización de costes y procesos”, recalca Eduardo de Lecea, Director General de SIGAUS.