Nueva gama de pastillas de freno Brembo para vehículo industrial

247

Brembo ha lanzado en el mercado del recambio una línea de pastillas de freno específicas para vehículo industrial. Esta línea viene a complementar su oferta de discos con las nuevas soluciones Co-Cast y Splined®. La nueva gama de piezas de recambio cubre más del 95% de los vehículos comerciales en Europa, e incluye 100 números exclusivos para los nuevos discos de freno y 67 para las pastillas de freno.

Las dos recientes incorporaciones cuentan con todas las aplicaciones a medida para una sustitución rápida, completa y segura del sistema de frenos. La nueva oferta de discos y pastillas Brembo con las soluciones Co-Cast y Splined® está disponible en el mercado posventa de EMEA a desde el mes mayo de 2022, en un nuevo embalaje específico.

Los ingenieros y técnicos de Brembo también han trabajado en una completa gama de pastillas de freno dedicadas a los vehículos comerciales. Las pastillas de freno, fabricadas con más de 30 componentes distintos, han sido desarrolladas y específicamente diseñadas para todo tipo de vehículos pesados –camiones, autobuses, remolques y semirremolques– y sus aplicaciones.

Gracias a su tratamiento exclusivo, todas las pastillas de freno garantizan una eficiencia de frenado perfecta, evitando el efecto fading y reduciendo de manera considerable la distancia de frenado durante el periodo de rodaje.

Mejor disipación del calor

El sistema de frenos para los vehículos comerciales está sujeto a un esfuerzo termomecánico repetitivo que el disco de freno debe ser capaz de soportar eficazmente. La nueva gama Brembo de discos de freno da respuesta a esta necesidad, trasladando muchas de las fórmulas técnicas desarrolladas y patentadas por el centro de investigación y desarrollo del Grupo, con tecnologías específicas y adaptaciones que se ajustan a las características de los vehículos pesados.

Entre ellas se encuentran el uso de una aleación de hierro de fundición especial para vehículos comerciales, la exclusiva tecnología de ventilación por pilares y un proceso de cofundición. Todo ello genera una mayor disipación del calor, una resistencia superior a las grietas térmicas y un notable aumento de la vida útil, tanto de los discos como de las pastillas de freno, incluso en condiciones extremas.