Las pastillas de freno de Delphi destacan en pruebas de frenado de GfE

37

Las pastillas de freno de Delphi han obtenido un excelente resultado frente a productos de equipo original y marcas premium en unas rigurosas pruebas de rendimiento y responsabilidad medioambiental realizadas por la alemana GfE (Gesellschaft für Elektrometallurgie), en Mójacar (Almería).

Según los tests realizados por GfE, las pastillas de freno Delphi cumplieron y, a menudo, superaron los altos niveles de calidad establecidos para las pruebas, destacando entre el resto de los competidores. “Estos resultados son testimonio de la calidad y fiabilidad de los sistemas de frenado de Delphi y consolidan su reputación como líderes del mercado en tecnologías de frenado para automóviles”, subrayan desde la compañía.

Para llevar a cabo estas pruebas, se seleccionaron cuatro vehículos Mercedes Clase A en los que se montaron discos y pastillas de freno de primera calidad de seis marcas premium, entre las que se encontraba Delphi, con sus pastillas orgánicas sin amianto y con bajo contenido metálico, y los principales fabricantes de equipo original.

“En la prueba de polvo, las pastillas orgánicas sin amianto (NAO) de Delphi demostraron un rendimiento superior y dejaron atrás a otras grandes marcas y al equipo original. Las pastillas de bajo contenido metálico de Delphi también consiguieron los mejores resultados”, informa la compañía.

Desde Dephi recalcan asimismo que, en comparación con algunas grandes marcas, las pastillas de Delphi produjeron la mitad de polvo, con lo que se situaron a la cabeza en materia de eficiencia. La reducción del polvo generado al frenar significa un menor desgaste de las pastillas y, lo más importante, menos partículas liberadas.

El polvo de los frenos es un importante problema medioambiental. A medida que las pastillas se desgastan, liberan partículas que pueden afectar a la calidad del aire, lo que se relaciona con problemas respiratorios y de salud.

GsE pone a prueba la consistencia de las pastillas de Delphi

En la prueba acústica, las pastillas Delphi lograron las mejores puntuaciones por su funcionamiento silencioso con 9,8 puntos en el índice de ruido, donde el 10 equivale al silencio absoluto, superando a los competidores premium y al equipo original. Los niveles bajos de ruido conllevan una menor contaminación acústica, que contribuye a un mayor confort dentro y fuera del vehículo, disminuyendo el estrés auditivo.

En cuanto a las pruebas de consistencia de frenado, realizadas por probadores profesionales independientes capaces de detectar las más leves variaciones en la sensación del pedal de freno, las pastillas de Delphi obtuvieron los resultados más consistentes. “No hubo cambios en la resistencia, ni retraso alguno en la respuesta al pisar el pedal. La sensación fue exactamente la misma en cada circunstancia”, explican desde Delphi. “Esta consistencia es la piedra angular de la seguridad para el conductor, ya que le permite generar memoria muscular y una comprensión intuitiva del comportamiento de frenado del vehículo”, concluyen.