Bosch se hace con el 100% del fabricante de motores eléctricos EM-motive

616

Robert Bosch ha asumido el pleno control de EM-motive, una joint venture al 50% para la fabricación de motores eléctricos, creada por Bosch y Daimler. La adquisición de las acciones está sujeta a la aprobación de las autoridades antimonopolio. Las dos partes han acordado no revelar el precio de compra o cualquier otro detalle de la adquisición.

EM-motive se puso en marcha en el año 2011. Desde entonces, la compañía ha fabricado unos 450.000 motores eléctricos, convirtiéndose en una de las más importantes de Europa.

“Para Bosch, la adquisición completa de EM-motive es un paso lógico en su camino para convertirse en el líder del mercado de la electromovilidad. Es una oportunidad para ampliar aún más nuestra presencia en el mercado“, ha comentado en relación a esta operación Stefan Hartung, miembro del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH y presidente del área empresarial Mobility Solutions.

Desde la creación de la empresa conjunta, Bosch se aseguró una opción para comprar las acciones. Por lo tanto, en el acuerdo de joint venture ya se contemplaba la opción de una posible adquisición completa. El cambio en la estructura de la propiedad no tendrá ningún efecto inmediato en los aproximadamente 340 empleados de EM-motive que trabajan, hoy en día, en las localizaciones de Stuttgart y Hildesheim, Alemania.

“Los motores eléctricos de la compañía ya se encuentran en vehículos fabricados por Daimler, Porsche, Fiat, Volvo, Peugeot y StreetScooter, entre otros. Con este movimiento, Bosch tiene la intención, principalmente, de captar nuevos clientes en un mercado mundial en rápido crecimiento”, explica. Mathias Pillin, miembro de dirección ejecutiva de Powertrain Solutions y responsable del segmento de mercado de vehículos eléctricos. La actual empresa EM-motive GmbH se transferirá a Robert Bosch GmbH.