Antonio Tejada y Mariano Valero, Insignias de ANCERA 2024

85

Antonio Tejada, fundador de Recambios Gaudí, y Mariano Valero, fundador y director general de Repuestos Lisboa, han sido distinguidos con las insignias de ANCERA 2024. “Este reconocimiento a la destacada trayectoria, dedicación y significativa contribución al desarrollo del sector de ambos empresarios, quienes han sido pilares fundamentales en el impulso y crecimiento de nuestro mercado durante años”, destaca Ancera.

La entrega de las Insignias a Antonio Tejada y Mariano Valero correrá a cargo de la presidenta de la asociación y directora de operaciones de GAUIb, Nines García de la Fuente, y Alejandro Vicario, tesorero de ANCERA y director general del Grupo CGA. El acto tendrá lugar, como es habitual, en el transcurso del 36º Congreso de la patronal española de los distribuidores de recambios.

 

Antonio Tejada y Mariano Valero, Insignias de ANCERA 2024

 

Antonio Tejada comenzó su trayectoria profesional con apenas 14 años para contribuir a la economía familiar. Su determinación y esfuerzo lo llevaron a dar un gran paso al asociarse para gestionar una tienda de recambios, en 1989. Y aunque al cabo de 4 años tomaron rumbos separados, Tejada permaneció como único socio y gerente. “Durante su carrera ha destacado su constante crecimiento y adaptabilidad, teniendo que trasladar en consecuencia su negocio a almacenes más grandes de forma casi constante, para acomodar su expansión”, destacan desde ANCERA. “Tejada siempre se ha distinguido por su capacidad de prever y adaptarse rápidamente a los cambios y transformaciones del sector. Incluida la digitalización, donde supo mostrar una habilidad excepcional para adelantarse a las necesidades futuras de su negocio. Su capacidad para innovar y evolucionar son testimonio de su liderazgo y compromiso con la posventa”, añaden.

Mariano Valero, entre los fundadores de GRUNOSUR y CGA

Por su parte, Mariano Valero fundó en 1980 Repuestos Lisboa, en Talavera de la Reina (Toledo), con un modesto local de 170 metros cuadrados en la avenida de Portugal, de donde proviene su nombre. Mariano Valero, quien contaba con una excedencia del Ministerio de Obras Públicas, y su esposa lideraban el negocio. Inicialmente estaban especializados en la parte eléctrica de los vehículos, pero la creciente demanda los impulsó a ampliar el equipo y expandirse por la provincia. En 1987, Valero fue parte de la fundación del grupo empresarial GRUNOSUR, donde ocupó el cargo de presidente durante varios años.

Cuatro años más tarde, inauguró una sucursal en Toledo, conocida como Auto Recambio Imperial que, a pesar de enfrentar desafíos como un devastador incendio, actualmente cuenta con una impresionante superficie de 4.500 metros cuadrados.

Valero, es socio fundador de CGA, y participó en su primer Consejo de Administración. Se enorgullece de los inicios, la evolución y el crecimiento del Grupo, colaborando estrechamente con su Dirección en todo momento.