Pirelli cumple hoy 150 años (28 enero 1872/2022): historia de una ‘rueda’ de “industria, cultura, tradición, tecnología y pasión”

• Pirelli nació el 28 de enero de 1872 fundada por Giovanni Battista Pirelli y hoy cuenta con 18 fábricas en doce países. • Marco Tronchetti Provera, vicepresidente ejecutivo y CEO de Pirelli: "Hoy hemos querido viajar juntos a lo largo de la historia de Pirelli pero con la vista puesta en el futuro. Anticipar el cambio es lo que nuestra compañía lleva haciendo los últimos 150 años, gracias a la solidez de su cultura emprendedora y la habilidad de ser protagonista del presente".

590

¡Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz…! Pirelli nació el 28 de enero de 1872 y hoy, 28 de enero de 2022, en el Piccolo Teatro de Milán (Italia), la multinacional fabricante de neumáticos de la P lunga acaba de dar el pistoletazo de salida a las celebraciones del 150º aniversario, resaltando que su historia es una ‘rueda’ de “industria, cultura, tradición, tecnología y pasión”.

 

Y para celebrar tal efeméride, Pirelli ha contado como anfitriones con la presencia de Marco Tronchetti Provera, vicepresidente ejecutivo y CEO de la compañía, y Alberto Pirelli, en representación del vínculo con la familia del fundador, Giovanni Battista Pirelli, junto a Ferruccio de Bortoli, Stefano Domenicali, Paolo Mieli, Renzo Piano, Ferruccio Resta y Annamaria Testa, quienes han ayudado a revivir los mejores momentos de la historia de la marca de la P lunga.

 

El evento de celebración del 150 Aniversario de Pirelli, conducido por Ilaria d’Amico, ha repasado el recorrido de la marca a lo largo de tres siglos: el contexto internacional, las fábricas, la relación con la cultura y los artistas, la creatividad en la comunicación, la presencia en el deporte en general y en el del motor en particular, y la constante búsqueda de la innovación y la tecnología de vanguardia.

 

Marco Tronchetti Provera, vicepresidente ejecutivo y CEO de Pirelli: “Hoy hemos querido viajar juntos a lo largo de la historia de Pirelli pero con la vista puesta en el futuro. Anticipar el cambio es lo que nuestra compañía lleva haciendo los últimos 150 años, gracias a la solidez de su cultura emprendedora y la habilidad de ser protagonista del presente”.

 

A rueda de ello, Marco Tronchetti ha resaltado que “en el día de hoy hemos querido viajar juntos a lo largo de la historia de Pirelli, pero con la vista puesta en el futuro. Anticipar el cambio es lo que nuestra compañía lleva haciendo los últimos 150 años, gracias a la solidez de su cultura emprendedora y la habilidad de ser protagonista del presente. Estos detalles nos han permitido alcanzar este hito con una marca consolidada en todo el mundo. Hemos pensado que era importante compartir esta historia con nuestra ciudad, nuestro país y todos los grupos y comunidades internacionales con las que trabajamos día a día. Gracias a los 30.000 empleados que construyen la historia de Pirelli día a día”.

 

Dentro de los principales capítulos de su historia, Pirelli recuerda que “en 2015, el histórico accionista Camfin, ChemChina y Lti, a través de Marco Polo Industrial, lanza una oferta pública a Pirelli destinada a la exclusión de la cotización y la reorganización de la compañía. Tras escindir su unidad de neumático industrial, Pirelli regresa al mercado de valores el 4 de octubre de 2017 como compañía 100% consumer, dedicada a las cubiertas para coches, motocicletas y bicicletas, centrada especialmente en el segmento de “alto valor” y con un alto grado de contenido tecnológico. Comprometida con la unión de tecnología y la reducción del impacto medioambiental, el rendimiento y la seguridad, poco después de su regreso a la bolsa, Pirelli no tarda en dar el salto a posiciones de liderazgo en los principales índices de sostenibilidad mundiales y recibe multitud de reconocimientos en el área del ASG”.

 

Asimismo, Pirelli detalla que “en total, hoy cuenta con 18 fábricas repartidas en 12 países, al tiempo que su transformación digital, de la mano del big data, permite nuevas capacidades predictivas, los procesos de automatización y nuevos modelos organizativos que nos llevan a unas factorías 4.0”.

 

Pirelli: “En 2015, el histórico accionista Camfin, ChemChina y Lti, a través de Marco Polo Industrial, lanza una oferta pública a Pirelli destinada a la exclusión de la cotización y la reorganización de la compañía. Tras escindir su unidad de neumático industrial, Pirelli regresa al mercado de valores el 4 de octubre de 2017 como compañía 100% consumer, dedicada a las cubiertas para coches, motocicletas y bicicletas, centrada especialmente en el segmento de “alto valor” y con un alto grado de contenido tecnológico”.

 

 

UNA HISTORIA DE INDUSTRIA, DEPORTE E INNOVACIÓN

 

La historia

Sobre el escenario del Piccolo Teatro milanés, y en un set construido con cinco enormes pantallas, cuatro actores se han detenido en la historia de Pirelli. Imágenes, vídeos, fotografías del pasado y el presente conjugadas con las voces de los actores, que han revivido algunos pasajes de la compañía junto a Ferruccio de Bortoli, Paolo Mieli, Alberto Pirelli y Marco Tronchetti Provera. Diálogos centrados en la figura de Leopoldo Pirelli y su padre Alberto, también en los recuerdos de su nieto, y su contribución a la modernización e industrialización de la compañía –hablando tanto de los éxitos como de las inevitables dificultades a las que ha hecho frente en el camino.

 

Un viaje, el de Pirelli, iniciado el 28 de enero de 1872 por Giovanni Battista Pirelli, que cuando contaba apenas 23 años apostó por un material absolutamente nuevo: el caucho. En los inicios, la compañía producía aislantes para cables de telégrafo y eléctricos que unían los puntos más distantes de la recién nacida Italia. La empresa creció con rapidez por todo el mundo y pasó a producir también objetos de uso cotidiano (desde gorros de baño a juguetes o chubasqueros), y cómo no, neumáticos para carros de transporte y bicicletas a fin de responder a las primeras expresiones de movilidad. Centrada desde su nacimiento en la innovación, la compañía ofrece productos que se han convertido, con el tiempo, en símbolos del progreso de todo el país. El moderno rascacielos de Pirelli (el Pirellone) se convirtió en un icono de Milán como sede de la compañía en los años sesenta, posteriormente desplazada a la zona norte de la ciudad a la zona de Bicocca. En este arduo camino de progreso, la marca ha debido hacer frente a numerosos obstáculos: las fusiones fallidas en los años noventa con Dunlop y Continental, o el plan para integrar redes y contenido en telecomunicaciones, perseguido a inicios de los 2000 mediante Telecom Italia y zanjado por interferencias externas. Crisis superadas reiniciando la compañía desde el corazón de su negocio, los neumáticos.

Pirelli ha sido siempre internacional. Y este sentido es el que prolonga la historia. Nacida en Milán, la marca se convirtió muy pronto en internacional, hasta el punto de ser considerada inglesa en el Reino Unido, brasileña en Brasil o Americana en Estados Unidos. Una vocación evidente desde el inicio en los viajes del fundador y sus hijos, Alberto y Piero. Su identidad remarca su carácter multinacional con sólidas raíces italianas y relaciones con los actores líderes de la industria, sin perder la atención a la formación constante y el bienestar. Estos han sido algunos de los temas comentados por Ferruccio de Bortolo, Marco Tronchetti Provera y Paolo Mieli.

 

Fábricas de Pirelli

El viaje en escena del Piccolo Teatro ha continuado explorando la tradición industrial de la compañía. A través de sus fábricas, Pirelli ha echado raíces en multitud de países, operando hoy día en 12 naciones. Son lugares que dan la bienvenida a trabajadores que se dedican con pasión y vocación a la industria 4.0 con la ayuda de simuladores, inteligencia artificial o robots, caso del MIRS, inventado por la propia Pirelli. En resumen, 18 plantas eficientes que siguen el modelo de Settimo Torinese, esta última cuyo diseño y construcción lideró el famoso arquitecto Renzo Piano, presente en el escenario del Piccolo Teatro, desde el que explicó cómo consiguió aunar funcionalidad con belleza, competitividad y sostenibilidad.

 

A lo largo de su historia, Pirelli ha entablado un fluido diálogo con artistas e intelectuales para no perder de vista a la sociedad, su evolución y sus costumbres. Esta manera de actuar sigue vigente mediante lenguajes e instrumentos innovadores, caso de la “Rivista Pirelli”, el Calendario Pirelli, el polo artístico HangarBicocca y las exposiciones y publicaciones de la Fundación Pirelli, sin olvidar también los productos Pirelli Design, la revista World o las ediciones de la Memoria Anual, enriquecidas con las contribuciones de artistas y escritores. La lista que se ha repasado en el Piccolo Teatro es grande e inicia con el icónico logo de Pirelli, diseñado en Nueva York a inicios del siglo XX, y que muestra una P alargada como si fuera de goma. Una compañía que experimenta con nuevos lenguajes, produciendo neumáticos y entrevistando, al mismo tiempo, a Umberto Eco. Que dialoga con escritores, filósofos y poetas: hoy de Carrère a Kureishi, en el pasado de Elio Vittorini a Eugenio Montale y Salvatore Quasimodo. Que acoge a Luchino Visconti y a John Cage y calza a Carl Lewis con zapatos de tacón, acompañando a su imagen con el inolvidable “Power is nothing without control” (la potencia sin control no sirve de nada). Innovación y comunicación empresarial, habilidad de renovación sin descuidar la memoria y el diálogo entre industria y arte contemporáneo, deporte, fotografía y música.

 

Annamaria Testa, Ferruccio de Bortoli, Paolo Mieli y Marco Tronchetti Provera han puesto sobre la mesa estos temas desde la perspectiva de diferentes mundos que convergen en la idea de que cuando se está implicado en la industria con pasión, en cierto modo también se produce cultura.

 

LOGOTIPO CONMEMORATIVO 

 

El logo del 150 aniversario, desvelado el pasado mes de noviembre durante el lanzamiento del Calendario 2022, que firma Bryan Adams, ha aparecido recientemente en el Rallye de Montecarlo como decoración del coche que abrió pista durante el shakedown de la prueba. También ha tenido protagonismo en los trajes de competición de los participantes de la cita de la Copa del Mundo Esquí en Cortina, y en el estadio de San Siro durante el partido entre el Inter de Milán y el Venecia. Esta clase de celebraciones se prolongarán durante todo 2022 en la totalidad de acuerdos de patrocinio de Pirelli.

 

El evento en el Piccolo Teatro de Milán ha llegado precedido de una cuenta atrás internacional iniciada el 24 de enero en Río de Janeiro. Se ha prolongado los días siguientes con la proyección del logotipo y diferentes mensajes de felicitación en la CITI Tower de Shanghái, y mediante animación 3D en la Nasdaq Tower de Times Square, en Nueva York, y en el Palazzo Venezia de Milán. En estos últimos emplazamientos se ha mostrado una rueda lanzada por una pendiente y deteniéndose justo antes de salir despedida de la pantalla, rubricando el famoso mensaje de Pirelli de que “la potencia sin control no sirve de nada”. El vídeo concluye con el logotipo del 150º aniversario y diversos mensajes de felicitación.

 

Motorsport y pasión por el deporte

El motor es la pasión que hace latir a los corazones en Pirelli. Un sector en el que la tecnología es fundamental, como ha relatado Alberto Pirelli, un apasionado de los rallyes, deporte en el que la compañía ha tenido presencia desde los años setenta. Hoy en día, Pirelli participa en más de 350 competiciones del motor en todo el mundo. Un legado que empezó a cimentarse en la Pekín-París de 1907 cuando el Príncipe Scipione Borghese, al volante de un Itala equipado con gomas Pirelli, completó los 17.000 kilómetros con 20 días de ventaja sobre el mejor de sus perseguidores. Un rotundo éxito que transformó la movilidad en innovación y espectáculo, y a las competiciones en laboratorios a cielo abierto. La charla sobre las mejores competiciones automovilísticas ha reunido en el escenario a Stefano Domenicali, que lidera en la actualidad la Fórmula 1, en la víspera de un cambio importante para la categoría: la introducción de los neumáticos de 18 pulgadas. Pero para Pirelli el deporte no se limita motor, también abarca el fútbol, el ciclismo, los deportes de invierno y la vela, este último de la mano del Luna Rossa.

 

 

Innovación, investigación, producto

La historia muestra una compañía con la vista permanentemente puesta en el futuro. “Mirar hacia dentro para entender”, para descubrir nuevas soluciones como solía decir el señor Emanueli, firmante de muchas de las 6.700 patentes registradas por Pirelli en 150 años. Una lección que todavía interpretan las más de 2.000 personas del departamento de investigación y desarrollo, de importancia capital para la compañía. Sus colaboraciones con universidades de referencia (más de 50) también son esenciales, como explicaba Ferruccio Resta cuando hablaba sobre la relación de recíproca inspiración que conecta a Pirelli y el Politécnico de Milán.

 

A día de hoy, los “herederos de Emanueli” gestionan la aceleración de la innovación, como ocurre en el caso de los vehículos eléctricos, en los que Pirelli ya tiene presencia de la mano de su marcaje Elect, un conjunto de soluciones tecnológicas específicas destinadas a gestionar el peso, aceleración y consumo de esta clase de automóviles. Pero hay más, como los productos conectados, caso de Cyber Tyre, neumáticos con sensores que proporcionan información a tiempo real al conductor. Innovación constante en la carretera y más allá. Porque las tecnologías progresan y la virtualización acelera los procesos de la investigación y el desarrollo. La creación de una nueva cubierta en el mundo digital mediante alter egos virtuales ayuda a garantizar productos seguros, de alto rendimiento y sostenibles, gracias a materiales cada vez más renovables. Y en el centro, como siempre, el caucho natural. El mismo material que ha utilizado Pirelli para producir el primer neumático con certificado FSC , que acredita una cadena de suministro 100% sostenible. Una garantía para el medio ambiente como ocurre, por ejemplo, con la participación de Pirelli en el proyecto Birdlife que busca preservar la biodiversidad en Indonesia. Gracias a su implicación a nivel social, ambiental y económico, la firma de la p lunga se encuentra al frente de los principales índices internacionales de sostenibilidad.

 

Reinterpretación del famoso eslogan “La potencia sin control no sirve de nada”.

La nueva campaña publicitaria que sale al aire hoy en prime time en la TV italiana y que tendrá su réplica en prensa, medios digitales y social media para celebrar los 150 años de Pirelli ofrece una nueva interpretación del famoso eslogan: “La potencia sin control no sirve de nada”. En este caso se invita al público a reflexionar, de la mano de una historia visionaria y metafórica, sobre dos conceptos complementarios y antagónicos. La tecnología y las redes sociales han dado un poder enorme a las personas, pero en cualquier momento se puede perder el control y desatarse el caos. Ahora más que nunca, se debe poner atención en que la potencia necesita control, y no sólo en la carretera, sino también en la vida. Rodado en Barcelona bajo la dirección de Manson –un equipo de directores formado por Gerardo del Hierro, Pau López y Tomás Peña–, producido por Utopia y bajo la dirección creativa de M&C Saatchi, el anuncio se mostrará en canales digitales también a escala internacional.

La historia digital del 150º aniversario se explica en un innovador sitio web – www.pirelli.com/150years – que permiter viajar al interior del mundo Pirelli visitando una serie de habitaciones virtuales: “Producto e Investigación y Desarrollo”, “Sostenibilidad”, “Deporte”, “Arte y Cultura”. Todas ellas permiten la inmersión, en un entorno 3D, para descubrir los productos de ayer y hoy, el compromiso sostenible de la compañía, su implicación en las competiciones deportivas o sus iniciativas artísticas y culturales, empezando por el Calendario Pirelli.

El 150 cumpleaños llegará asociado, también, a un número especial de “World”, la revista oficial de la compañía que, desde 1994, recoge la herencia de la “Rivista Pirelli” publicada entre 1948 y 1972. La publicación propone 26 palabras, una para cada letra del abecedario, escogidas por su significado, su fuerza y su capacidad para describir Pirelli. Y todas ellas las desarrollan las colaboraciones de ilustradores, autores, novelistas y ensayistas de forma muy original.

Para recorrer su historia, Pirelli ha actualizado su novela gráfica, una especie de perfil corporativo 4.0 creado a partir de diferentes estilos y técnicas que van de la ilustración al diseño gráfico en movimiento. El vídeo, en formato de versión corta de unos nueve minutos, repasa el legado de Pirelli desde su fundación 1872 a la actualidad, recorriendo los momentos más significativos. El proyecto se ha creado utilizando material de los archivos de la Fundación Pirelli y siguiendo la reconstrucción histórica del profesor Carlo Bellavite Pellegrini en su obra Pirelli. Innovazione e passione, publicado por Il Mulino y que ha sido reeditada.

 

 

TRES MONEDAS Y UN SELLO CONMEMORATIVOS

El Ministerio de Economía y Finanzas y la Casa de la Moneda han presentado una nueva colección de sellos, integrados en la serie “Eccellenze Italiane”, y una serie de tres monedas de celebración en oro y plata dedicadas al Grupo Pirelli. Además, a fecha 28 de enero de 2022, se ha unido un sello extra dedicado a la marca dentro de la serie temática: “Excelencias en la economía y el sistema productivo”.

 

La celebración de los 150 años de Pirelli han arrancado hoy en Milán, pero se extenderán en muchos otros países de todo el mundo mediante patrocinios deportivos, como el que vincula a la marca con la Fórmula 1, citas institucionales, eventos culturales y lanzamientos de productos exclusivos.

 

Entre los proyectos más importantes figura la publicación, editada por la Fundación Pirelli, del libro “Thinking Ahead. Pirelli: 150 Years of Industry, Innovation and Culture”, prevista para la primavera. Publicado por Marsilio en italiano e inglés, la obra reúne colaboraciones institucionales y de grandes autores internacionales y protagonistas de los mundos del arte y la cultura. El proyecto editorial se presentará en la plataforma web pirellibuildsthefuture.org, enlazado desde el site del 150 aniversario y que incluirá una cronología que reconstruye los principales acontecimientos de la compañía desde 1872 a la actualidad, incluyendo recorridos virtuales y una sección dedicada a la nueva exposición de la Fundación: “When History Builds the Future”. También se llevará a cabo una muestra para repasar los 150 años de Pirelli mediante documentos, dibujos técnicos de los primeros neumáticos o su virtualización, que subraya importantes logros de la ingeniería y el I+D. Imágenes, objetos, instalaciones multimedia, vídeo o trabajos fotográficos que reinterpretan el mundo del caucho, desde la materia prima al producto finalizado. Historia, innovación y cultura, siempre con la vista puesta en el futuro.

 

PRINCIPALES CAPÍTULOS DE LA HISTORIA DE PIRELLI

A continuación, Pirelli destaca los siguientes capítulos de su historia:

Las raíces de una historia industrial: la compañía de Giovanni Battista Pirelli

Giovanni Battista Pirelli nace en Varenna, en el Lago de Como, el 27 de diciembre de 1848. Tras graduarse en ingeniería en el Istituto Tecnico Superiore de Milán (predecesor del actual Politecnico), una beca le permite viajar, a los 22 años, a Suiza, Alemania, Bélgica y Francia. Durante este periplo visita fábricas de los sectores textil, mecánico, del ferrocarril y metalúrgico, pero es el procesamiento del caucho el que capta su atención. A su regreso a Italia, y con la ayuda de 24 socios, funda la primera compañía nacional dedicada a la producción de artículos de caucho: el 28 de enero de 1872 se funda en Milán la compañía “G.B. Pirelli & C.”.

 

Los primeros años de actividad: del caucho para artículos técnicos a los cables

 

La producción comienza en 1873 en la primera factoría, situada en via Ponte Seveso (actual via Fabio Filzi) de Milán, bajo la dirección técnica del francés Aimé Goulard. Su producción se centraba en una gama de artículos para herramientas, maquinaria industrial, navegación y el mundo de los ferrocarriles a vapor, como correas de transmisión, válvulas y aislantes. En el frente comercial, la compañía lanza sus primeros anuncios y abre un punto de venta en el centro de Milán, en via Montenapoleone. Bajo la dirección de François Casassa, socio director junto a Pirelli y relevo de Goulard como director técnico, la producción se amplía a artículos de consumo, como juguetes, pelotas para deportes, chubasqueros o mercería. Al final de su primera década, la producción sigue expandiéndose a nuevos sectores, como el de los cables (lanzado en 1879), en el que Pirelli se convirte en referente de la Europa continental. En el mundo del cableado eléctrico –gracias a innovaciones con el sello de Emanuele Jona, Leopoldo Emanueli y posteriormente del mismo hijo del fundador, Luigi–, Pirelli firma contratos gubernamentales de suministro para la red de telegrafía submarina y la electrificación de ferrocarriles. Pirelli obtiene, entre otros, los contratos para cables de energía para las cataratas del Niágara, el Nilo, España, Argentina, Estados Unidos y Francia. El 1 de enero de 1883, al inicio de la nueva temporada operística, la Scala de Milán se ilumina con 2.883 bombillas incandescentes conectadas por cables Pirelli. En 1886, en el pueblo costero de La Spezia, Pirelli crea una fábrica de cables submarinos y, al año siguiente, bota el barco “Città di Milano” destinado al tendido de cableado.

 

Pirelli en el siglo XX: los primeros neumáticos y la victoria en la Pekín-París

El crecimiento de la industria del automóvil anima a Pirelli a producir neumáticos para velocípedos (1890), primero, y coches después (1901). Se lanza el modelo “Ercole”. La marca empieza a hacerse un nombre gracias a la victoria, con 20 días de ventaja sobre el segundo clasificado, del Príncipe Scipione Borghese y el periodista Luigi Barzini en la Pekín-París de 1907, cuyos 17.000 km de carreteras polvorientas e inaccesibles completan al volante de un Itala calzado con gomas Pirelli. Al inicio del siglo XX, Pirelli cuenta con tres áreas productivas: cables, neumáticos y artículos diversos, abrazadas por un logotipo nacido en 1908: la característica P alargada que todavía identifica a la compañía y que se inspiraba en la firma del fundador. Entre tanto, con la planta de Milán cerca de la saturación, la compañía adquiere, en la primera década del siglo XX, una parcela en el área norte del centro de Milán, conocida como Bicocca, destinada a la producción, que arranca en 1909. Todas las plantas destacan por el cuidado del bienestar de los empleados: en 1877 se crea una asistencia mutua para empleados y en 1902 se firma un acuerdo entre la compañía y un comité de empresa para mejorar las condiciones de los trabajadores.

 

 

Pirelli en el mundo: el nacimiento de la multinacional y la cotización en bolsa

Con la inauguración de la planta en Vilanova i la Geltrú, cerca de Barcelona, Pirelli se abre al extranjero en 1902. Siguen a esta fábrica la inglesa de Southampton y, en 1917, la de Argentina. Entre tanto, en 1916 inicia en Italia la actividad en Vercurago (Lecco). En 1920, las empresas de ultramar se agrupan en la Compagnie Internationale Pirelli, constituida en Bruselas, al tiempo que nace en Milán, específicamente para las actividades en Italia, la Società Italiana Pirelli.

 

Con el advenimiento de la Gran Guerra, los contratos militares refuerzan la producción. Con el retorno de la paz, la superioridad tecnológica de Pirelli en el mundo del cable aporta importantes licencias en todo el mundo, si bien en la compañía domina el neumático. Por ello incorpora nuevas plantas de fabricación de cubiertas: la de Manresa en España (1924), Burton-on-Trent en Inglaterra (1928) y la primera del grupo en Brasil (1929). El crecimiento del caucho lleva a la compañía a inaugurar, en 1922, el Museo della Gomma delle Industrie Pirelli (Museo de la Goma de las Industrias Pirelli) en Bicocca degli Arcimboldi, en el mismo centro de la fábrica. En el segmento del neumático, entre tanto, se produce una revolución tecnológica asociada al lanzamiento de productos innovadores como el Pirelli Cord (1923), el Superflex Cord (1924) y el Stella Bianca (1927), este último el más popular de los años treinta y cuarenta. Se viven años de explosión de las carreras en motocicleta: las Guzzi, Gilera y Bianchi calzadas con gomas Pirelli Motocord establecen nuevos récords de velocidad. Al mismo tiempo, tras cotizar en la bolsa de Milán en 1922, siete años después, Pirelli & C pasa a convertirse en la primera empresa italiana en Wall Street.

 

De los años treinta a la II Guerra Mundial: cambios en la dirección

En 1932 fallece el fundador, Giovanni Battista. Sus hijos Piero y Alberto se convierten, respectivamente, en presidente y vicepresidente. En este momento, Pirelli valora la posibilidad de sustituir el caucho sintético por uno de tipo natural y rayón de alta resistencia, además de alambre artificial, que releva al algodón como material principal de la carcasa. Se trata de un período rebosante de nuevas ideas.

 

El estallido de la Segunda Guerra Mundial redirige el foco de la compañía de la producción de neumáticos al uso militar, fundamentalmente a la fabricación de vehículos pesados. En 1943, las plantas del grupo milanés quedan seriamente dañadas durante los bombardeos de la ciudad y, tras el fin de la contienda, en 1946, Piero y Alberto Pirelli inician su reconstrucción. Este período histórico está dominado por vehículos prácticos y económicos, como los utilitarios o los escúters. A finales de los cuarenta, el Pirelli Stelvio no sólo es el neumático que equipa el Fiat Topolino, sino que también se hace un nombre en la competición dando, junto a Alberto Ascari, numerosas victorias en Grandes Premios.

 

Los años de la explosión: una cultura industrial de vanguardia

La era de la posguerra asiste al creciente compromiso cultural de Pirelli con nuevas formas de comunicación: en 1947 abre las puertas el Centro Culturale Pirelli de Milán y, al mismo tiempo, Piero Pirelli y su nieto Giovanni, hijo de Albertro, se convierten en miembros de pleno derecho del Piccolo Teatro de Milán desde su fundación. En 1948, la compañía lanza la “Rivista Pirelli”, uno de los primeros y más significativos ejemplos de publicación corporativa destinados al público general, y que tiene el objetivo de aunar la cultura humanística y la científico-técnica. Entre sus colaboradores más ilustres se incluyen Dino Buzzati, Camilla Cederna, Gillo Dorfles, Umberto Eco, Carlo Emilio Gadda, Eugenio Montale, Umberto Saba, Leonardo Sciascia, Salvatore Quasimodo, Giuseppe Ungaretti y Umberto Veronesi. Artistas de la talla de Renato Guttuso, Ugo Mulas, Enzo Sellerio, Fulvio Roiter, Manzi and Alessandro Mendini y Riccardo Manzi contribuyen con fotografías e ilustraciones. Desde sus inicios, Pirelli se distingue como compañía de vanguardia, con proyectos que acabarán marcando la historia de la publicidad y la comunicación. Uno de ellos es el Calendario Pirelli, lanzado en 1964, y que se ha convertido con el paso de los años en un objeto de culto, alcanzando hoy día su 48ª edición; o la campaña “La potencia sin control no sirve de nada”, eslogan desvelado en 1994 y que, todavía en nuestros días, sigue siendo una frase clave para la compañía.

 

En pleno boom económico, Pirelli inventa el neumático radial y, en 1951, patenta el Cinturato. En 1954, otra invención de Pirelli hace historia venciendo el premio Compasso d’Oro. Se trata del pequeño mono Zizì, juguete fabricado en gomaespuma reforzada diseñado por Bruno Munari, director de esta división de la compañía. En 1956 fallece Piero Pirelli. Lo sucede su hermano Alberto, mientras su hijo Leopoldo asume el cargo de vicepresidente.

 

Unos años más tarde, en 1960, la compañía inaugura su nueva sede en Milán, la torre Pirelli, diseñada por el arquitecto Gio Ponti. De vuelta al frente industrial, la expansión internacional del negocio de fabricación de neumáticos no se detiene: en 1960 arranca la producción en las plantas de Izmit, Turquía, y Patrasso, Grecia, además de nuevas fábricas en Argentina y el Reino Unido. En 1963, Pirelli adquiere la compañía alemana Veith Gummiwerke, que pasa a denominarse Veith Pirelli AG. En los años sesenta, Pirelli inicia su actividad en Settimo Torinese, Villafranca Tirrena y Carlisle (Reino Unido) e inaugura la pista de pruebas de Vizzola Ticino, todavía en uso.

 

De los setenta a los noventa: nuevas estructuras y relanzamiento internacional

 

En 1965, Alberto Pirelli cede la presidencia ejecutiva a su hijo Leopoldo, que permanecerá al frente de la compañía los siguientes 25 años. A inicio de los setenta, impactada también por la recesión, Pirelli acusa dos grandes pérdidas: el 19 de octubre de 1971 fallece Alberto Pirelli y el 3 de abril de 1973 pierde la vida Giovanni Pirelli en un accidente de tráfico en el que resulta herido su hermano Leopoldo.

 

En la segunda mitad de la década llega el P7, primer neumático de altas prestaciones y perfil ultrabajo. En los ochenta, tras la fallida fusión con Dunlop, Pirelli prosigue su camino de innovación e internacionalización. En esta época, adquiere la compañía alemana de neumáticos de motocicleta Metzeler y la británica Standard Telephone Cable (dedicada a los cables de telecomunicaciones terrestres), al tiempo que desarrolla la cubierta radial para motocicleta MP7 y el radial con baja resistencia a la rodadura P8 para automóvil. En

 

1985, Pirelli diseña el P Zero y, ese mismo año, regresa a la Fórmula 1 tras 25 años de ausencia como proveedor del equipo inglés Toleman con productos radiales P7 – compromiso que se prolongará hasta 1991 junto a escuderías como Brabham, Lotus o Benetton.

 

En la segunda mitad de la década de los ochenta, tras la venta, en 1978, de la torre Pirelli a la región de Lombardía, se lanza el Proyecto Bicocca. La compañía encarga al arquitecto Vittorio Gregotti la conversión de un recinto de producción en uno de servicios. Al final de la década, Pirelli adquiere la compañía estadounidense Armstrong Tire Company y todas las acciones en el negocio de los neumáticos se agrupan en el Holding Pirelli Tyre.

 

Entre tanto, en 1990 nace Pirelli Venezuela. A inicios de los noventa, Pirelli afronta un proceso de reestructuración corporativa y financiera como consecuencia de la recesión del mercado y la fallida adquisición de Continental AG, operación que implicaba una significativa exposición económica. Leopoldo Pirelli dimite y, en 1992, Marco Tronchetti Provera, partner en la gestión desde 1987, asume el mando operativo y capitanea un vuelco de la compañía hacia nuevos productos, el cese de actividades no estratégicas y el relanzamiento de la internacionalización.

 

El nuevo milenio: procesos innovadores de producción y diversificación

 

El advenimiento del nuevo milenio llega de la mano de una revolución en la fabricación de neumáticos:  Pirelli  crea  y  patenta  los  procesos  de  producción  MIRSTM,  además  de  la tecnología Run Flat. Durante un corto período de tiempo, la compañía lanza minifactorías MIRSTM en Alemania, el Reino Unido y Estados Unidos. Nace Pirelli Labs para el desarrollo de nuevas tecnologías en los campos de la fotónica, la fibra óptica y la ciencia de materiales. Como parte de su diversificación de negocio y también motivada por su experiencia en el entorno de las telecomunicaciones a través del negocio del cable, en 2001 Pirelli se convierte en el mayor accionista de Telecom Italia, que acaba abandonando en 2007. De vuelta a 2001, gracias a una década de crecimiento en el sector inmobiliario, la compañía constituye Pirelli RE. Al año siguiente, el grupo lanza la línea de moda Pirelli Pzero, cuyo testigo recoge a día de hoy Pirelli Design. En 2004, el grupo lanza divisiones en los sectores de la banda ancha y la fotónica (Pirelli Broadband Solutions) y en el sector de la energía renovable y el medio ambiente (Pirelli Ambiente). Ese mismo año la marca se convierte en miembro fundador del Pirelli HangarBicocca, uno de los mayores espacios dedicados al arte de Europa, y que todavía hoy financia y gestiona. También en 2004, la firma de la P lunga se convierte en suministrador único del campeonato Superbike, acuerdo efectivo hasta 2023 y que sigue siendo el más longevo de la historia del deporte del motor internacional.

 

Nuevo foco en los neumáticos y en el impulso de la internacionalización

 

Con la venta de la división de cables en 2005 a Goldman Sachs y la salida de las actividades inmobiliarias (2010) y de banda ancha, Pirelli se centra en el negocio del neumático. En 2005, la compañía inaugura su primera fábrica en China y dos en Rumanía. Esta rápida expansión viene acompañada de la inauguración de dos plantas, entre 2011 y 2013, en Rusia, Kirov y Voronezh. En 2012, se crea una joint venture para la producción de cubiertas de motocicleta y una fábrica en México para surtir al mercado norteamericano. Esta última se amplía en 2016, como también ocurre con la de Argentina en 2021.

 

Mientras la empresa sigue fortaleciendo su posición en todo el mundo, el 23 de enero de 2007 fallece en Portofino a la edad de 82 años Leopoldo Pirelli, presidente honorífico. Al año siguiente, con el objetivo de salvaguardar y dar valor al patrimonio histórico y cultural de la compañía, el grupo crea la Fundación Pirelli.

 

En la segunda década del siglo XXI, Pirelli regresa a la Fórmula 1 con un contrato inicial de tres años que ha vivido sucesivas prórrogas y que concluirá, como pronto, en 2024. También inaugura sus operaciones en el nuevo hub industrial de Settimo Torinese, una de las factorías más avanzadas técnicamente de Pirelli, y que surge a partir de la transformación de la histórica planta ya existente. Renzo Piano da forma a la “Spina”, el hub central de la compañía, para el que utiliza materiales sostenibles y criterios sociales.

 

Pirelli hoy: alto valor, servicios, nueva movilidad

En 2015, el histórico accionista Camfin, ChemChina y Lti, a través de Marco Polo Industrial, lanza una oferta pública a Pirelli destinada a la exclusión de la cotización y la reorganización de la compañía. Tras escindir su unidad de neumático industrial, Pirelli regresa al mercado de valores el 4 de octubre de 2017 como compañía 100% consumer, dedicada a las cubiertas para coches, motocicletas y bicicletas, centrada especialmente en el segmento de “alto valor” y con un alto grado de contenido tecnológico. Comprometida con la unión de tecnología y la reducción del impacto medioambiental, el rendimiento y la seguridad, poco después de su regreso a la bolsa, Pirelli no tarda en dar el salto a posiciones de liderazgo en los principales índices de sostenibilidad mundiales y recibe multitud de reconocimientos en el área del ASG.

 

En total, Pirelli cuenta hoy con 18 fábricas repartidas en 12 países, al tiempo que su transformación digital, de la mano del big data, permite nuevas capacidades predictivas, los procesos de automatización y nuevos modelos organizativos que nos llevan a unas factorías 4.0. Estos detalles inspiran a “Il canto della fabbrica”, concierto dirigido por el Maestro Salvatore Accardo en 2017 en el hub industrial de Settimo Torinese. La compañía continúa combinando innovación tecnológica y cultura humanista, e incluso sus informes anuales incorporan colaboraciones con personalidades internacionales del mundo del arte y la literatura, como Hanif Kureishi o Javier Marías, Emiliano Ponzi, Liza Donelly, Mohsin Hamid o Emmanuel Carrère.

 

 

Pirelli también ha firmado nuevos acuerdos en el campo del patrocinio deportivo: los Campeonatos del Mundo de Esquí y el hockey sobre hielo en el entorno de los deportes invernales, el Luna Rossa Prada Pirelli en el de la vela. En el mundo del fútbol, el acuerdo con el FC Internazionale, iniciado en 1995, se ha transformado y la marca, que ha tenido presencia en la camiseta del equipo, pasa a ser su partner global de neumáticos.

 

En 2020, en un mundo golpeado por la pandemia del Covid-19, Pirelli ha logrado garantizar la continuidad de sus actividades y ha lanzado numerosas iniciativas de apoyo a las comunidades locales en las que opera. Al igual que entre 1967 y 1975, y en 1983, suspende la publicación del Calendario Pirelli, que regresa en 2022 con las fotografías de Bryan Adams en una edición inspirada en la vida de un músico de gira. Tras la ralentización impuesta por el virus en 2021 Pirelli ha presentado un nuevo plan industrial que sitúa en el centro el alto valor, acompañado de un foco en los servicios y las nuevas formas de movilidad. Para los automóviles eléctricos, la compañía crea el paquete tecnológico Elect; en el mundo del ciclismo relanza la transformación de la fábrica de Bollate, y en el entorno de las especialidades intensifica la concentración en los sensores y el sistema Cyber, mientras los sectores Premium y Prestige viran hacia unos neumáticos de más de 19 pulgadas. Este crecimiento de las llantas también llega a la Fórmula 1, que en 2022 adoptará neumáticos de 18”. Una pequeña pero significativa revolución en pista que coincide con el 150º cumpleaños de una compañía que, día a día, se renueva a sí misma y sigue creciendo gracias a sus 30.000 empleados en todo el mundo y a un ADN que aúna pasión, innovación y tecnología.