El I+D de Continental celebra 150 años innovando para ‘cuadrar’ la rueda: más seguridad ‘vi-T-al’, más economía y más ecología

• Continental cumple 150 años creando neumáticos que agarren y duren más, a la vez que consumen y contaminan menos, tanto en el pasado, como en el presente y de cara al futuro. • 'EuroPneus' visita tres de las joyas del 'I+D' de Continental: su mítico circuito propio del Contidrom, su Analizador Automático de Frenado en Interior (AIBA), y su centro de I+D de Stocken (ContiLifeCycle)

278

Continental cumple 150 años (1871-2021) y su I+D (Investigación y Desarrollo) no para de innovar desafiando las leyes de la Física y buscando la ‘cuadratura’ de la rueda en cuanto a prestaciones en seguridad, economía y ecología, es decir, creando neumáticos que agarren y duren más, a la vez que consumen y contaminan menos, tanto en el pasado, como en el presente y de cara al futuro. Y como el movimiento se demuestra… con pruebas, Continental acaba de celebrar en Alemania un evento con prensa especializada -entre ellos, ‘EuroPneus’- para comprobarlo tanto en su mítico circuito propio del Contidrom (inaugurado en 1967) y en su Analizador Automático de Frenado en Interior (AIBA) estrenado en 2012, como en su centro de I+D de Stocken (ContiLifeCycle) en su actual (la nueva está en la recta final) sede central de Hannover.

Una información de CARLOS BARRERO

El equipo de Continental Tires España estuvo capitaneado por Jorge Cajal y Francisco Javier Caballero, director de Comunicación y Marketing, respectivamente, y las pruebas dinámicas en el Contidrom fueron pilotadas por Philipp Must, Head of Technical Customer Interface Management worldwide, quien recordó que “para probar los neumáticos en todas las condiciones imaginables, la empresa posee instalaciones de prueba de neumáticos de última generación en todo el mundo. El Contidrom, cerca de Hannover, es el “prototipo” y referencia de todos los centros de pruebas de neumáticos de Continental, inaugurándose en 1967. Ya, en 1968, el primer coche controlado electrónicamente sin conductor salió a la pista en el Contidrom para asombro de la prensa y del público. Continental ha seguido desarrollando esta tecnología y ahora la utiliza en su centro de pruebas de Uvalde (Texas, EE.UU.) para someter sus neumáticos a pruebas de resistencia. En 2012 se inauguró oficialmente el Analizador Automático de Frenado en Interior (AIBA) en el centro de pruebas de Contidrom. Esta instalación, única en el mundo, permite probar el rendimiento de los frenos de los neumáticos en diferentes superficies de la carretera durante todo el año, independientemente de las condiciones meteorológicas y de forma totalmente automática mediante vehículos no tripulados”.

VISTAS AÉREA DEL CONTIDROM

 

Philipp Must detalló que el Contidrom ocupa una superficie total de 160 hectáreas y “en sus 45 años de funcionamiento se han testado más de dos millones de neumáticos. Inicialmente, el Contidrom comprendía un óvalo de alta velocidad de 2,8 kilómetros de longitud, que todavía hoy sigue impresionando por sus dimensiones. Posteriormente se añadieron las pistas de 1,8 kilómetros para las pruebas en mojado y de 3,8 kilómetros para maniobrabilidad en seco. El Contidrom está situado a las afueras de Hanover y dispone aproximadamente de 100 empleados. Esta pista de pruebas ha ido ganando importancia a lo largo de los años, lo que impulsa el desarrollo de neumáticos de forma paralela con las actividades de I+D de la compañía. El Contidrom ayuda a Continental en su contribución para una mayor seguridad vial”.

AIBA: Analizador Automático de Frenado en Interior

Asimismo, Must resaltó que “la última incorporación a las instalaciones del Contidrom es el AIBA, que se inauguró en 2012 con una inversión inicial de 10 millones de euros. En este centro de pruebas a cubierto se pueden simular todo tipo de condiciones climáticas se pueden realizar hasta 100.000 pruebas de frenado al año sobre asfalto seco, mojado e incluso sobre hielo. Gracias a la gran precisión de las conclusiones obtenidas en las pruebas realizadas en el AIBA, Continental ha podido avanzar en el desarrollo de neumáticos de verano, invierno y all season para turismos, comerciales ligeros y 4×4. El Analizador Cubierto de Frenado Automático está ubicado en una sala de 300 metros de largo y 30 metros de ancho. En el interior de la sala, un vehículo de prueba sin conductor se lanza a velocidades de hasta 115 km/h de forma totalmente automática para realizar una frenada de emergencia gestionada por un robot hasta detenerlo por completo sobre diferentes superficies de asfalto estandarizadas e intercambiables con ayuda de sistemas hidráulicos”.

 

CONTIDROM: HISTORIA Y DATOS

 

Durante su intervención, Philipp Must también destacó que “los ingenieros de pruebas del Contidrom han definido estándares que se aplican en las actividades de pruebas de neumáticos de Continental en todo el mundo. A lo largo de los años se han elaborado nuevos y pioneros procedimientos de prueba y el centro se ha ido ampliando con nuevas pistas para realizar diferentes tipos de pruebas. Muchas pruebas se realizan mediante robots de conducción, pero otras precisan todavía de la intervención de un piloto de pruebas. En 2003 se inauguró una sección de off-road en el Contidrom, con pendientes de diferentes inclinaciones, una pista para realizar cruces de ejes, un vadeo, lo que permite probar los neumáticos de los 4×4 fuera del asfalto. En busca de una movilidad más amigable con el medio ambiente, Continental trabaja en la reducción de la resistencia y el sonido de rodadura. El ruido generado entre el neumático y el asfalto se mide y se evalúa en dos pistas acústicas. Los niveles de ruido exterior e interior se registran en una serie de superficies estandarizadas con vehículos que cuentan con encapsulamientos acústicos en motor y transmisión para que estos elementos no interfieran en las mediciones”.

 

PRUEBAS DINÁMICAS PARA COMPROBAR EL I+D DE LOS NEUMÁTICOS CONTINENTAL

 

Neumático de prueba con los tacos de la banda de rodadura cuadrados para comprobar la rumorosidad.

Tras una visita al interior del propio AIBA y a la pista del Contidrom donde Continental realiza los test de rumorosidad de sus neumáticos al rodar (aquí llamó la atención un neumático de prueba con los tacos ‘cuadrados’ en la banda de rodadura para comparar el ruido exterior de rodadura -ver imagen adjunta en galería de fotos-), comenzaron las pruebas dinámicas para comprobar la teoría y las prestaciones de las cubiertas.

 

 

 

 

El primer módulo se llevó a cabo en la pista de wet handling, donde se pudo probar y comprobar la evolución del I+D de la compañía y de las tecnologías incorporadas en sus neumáticos, enfrentando el ‘viejo’ ContiSportContact 2 de hace unos veinte años con el SportContact 7, nuevo ‘pata negra’ de Continental recién presentado -del que ‘EuroPneus’ informó puntualmente el pasado 7 de septiembre-, que, esencialmente, demostró el incremento de seguridad que garantiza al rodar en mojado, tanto en recta como, principalmente, en curvas (antes, durante y al salir). Como resumió más de un conductor participante, “la sensación al circular con el coche calzado con la versión 2 es que te quieres bajar cuanto antes, mientras que con el nuevo SportContact 7 ruedas seguro y quieres seguir conduciendo”.

 

La segunda prueba dinámica para probar y comprobar el I+D de Continental se dirigió a su parte más Automotive y sus sistemas ADAS, con su Asistente inteligente de frenado de emergencia (RRO) incorporado a un Volvo XC40 calzado con neumáticos EcoContact 6 en la medida 235/50 R19 V XL, demostrando en su conjunto que la suma de tecnologías punteras aumenta la seguridad vi-T-al’ y reduce la distancia de frenada ante un obstáculo en la calzada, ayudando así a salvar vidas en la carretera, de acuerdo a la plataforma Visión Zero de Continental (cero accidentes, cero lesiones, cero muertes al circular).

 

El tercer y último test montado por el equipo de Continental en el Contidrom tuvo como foco comparar y comprobar la seguridad vs. peligro al rodar por una superficie mojada, incluido un gran charco, dependiendo de la profundidad del dibujo de la banda de rodadura de un neumático PremiumContact 6 nuevo, con una profundidad de 3 mm y con el límite legal de 1,6 mm. En una pista circular, con el mismo modelo de vehículo VW Golf GTI calzado con el PremiumContact 6 y dichas diferencias de profundidad de la huella, se  demostró que a menor dibujo, mayor peligro ‘vi-T-al’, acentuándose más a medida que aumentaba también la velocidad de paso.

 

La jornada siguiente comenzó con una visita al centro de I+D de Continental donde se detalló toda la investigación, desarrollo e innovación que incorporan sus neumáticos tanto en su escultura como en su arquitectura, tanto en su ‘fórmula secreta’ de compuestos y mezclas, como de carcasa y dibujos (incluidos neumáticos que se tallan a mano, artesanalmente, obras de arte para lucir en exhibiciones o eventos especiales de patrocinio como, por ejemplo, el Tour de Francia o la Vuelta Ciclista a España).

 

Acto seguido, Catarina Silva, Product Management RE EMEA PLT de Continental, siguió haciendo énfasis en toda la rueda de valor que el I+D de Continental aporta a la sociedad en general, y a los conductores en particular, en cuanto a seguridad ‘vi-T-al’, economía,  ecología, movilidad sostenible y conectada…, señalando las tendencias futuras en el desarrollo de neumáticos, movilidad eléctrica, neumáticos inteligentes, responsablidad medioambiental…

 

Catarina Silva comenzó su exposición recordando que Continental destina todos los años un porcentaje de dos dígitos de sus ventas a I+D (algo más de 1.000 millones de euros) y que el 77% de su producción de neumáticos va destinada al mercado de reemplazo y un 23% a primer equipo, contando con 21 fábricas (entre ellas, la de Lousado, en Portugal) en 17 países: “1 de cada 3 vehículos que salen hoy de las fábricas europeas lo hacen equipados con neumáticos Continental, lo que nos sitúa como líderes en el mercado de Primeros Equipos de Turismo en Europa”.

 

Junto a su marca bandera Continental, Catarina Silva también recordó que la compañía también comercializa otras marcas tanto para equipo original como reposición: General Tire, Barum, Matador, Uniroyal, Semperit, Gislaved…, dirigidas a calzar turismo, furgoneta y 4×4-SUV (verano, invierno y all season, desde llanta 13 a 24 pulgadas); camiones y autobuses (entre llanta 15 y 24,5″); Commercial Specialty Tires (agricultura, forestales, manutención, puertos, construcción, minas…); Dos Ruedas (moto y bicicletas) y Racing Tires (neumáticos de competición). Por ejemplo, neumáticos desde 105 mm y 360 gramos (Continental MH20), hasta 2,17 metros de altura y 358,964 kg como el TractorMaster.

 

Silva incidió en que “desde hace muchos años, la gestión sostenible y responsable forma parte de la estrategia corporativa de Continental. Los esfuerzos, en este sentido, se centran en los temas estratégicos de la acción climática, la movilidad de bajas emisiones, la economía circular y las cadenas de suministro sostenibles, abarcando así todas las fases de la cadena de valor. Para que los neumáticos del futuro sean aún más eficientes desde el punto de vista energético y más respetuosos con el medio ambiente en cuanto a su producción, uso y reciclabilidad, Continental invierte sistemáticamente en la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías, materiales alternativos y procesos de producción compatibles con el medio ambiente. Por ejemplo, Continental tiene la intención de pasar gradualmente al 100% de materiales producidos de forma sostenible en sus productos de neumáticos para el año 2050”.

A rueda de ello, Catarina Silva recordó que “entre los productos innovadores se encuentra TaraxagumTM, un proyecto reconocido a nivel internacional que en futuro próximo suministrará caucho natural de diente de león para la producción de neumáticos de motocicletas, automóviles y vehículos comerciales , mientras que para bicicletas ya está disponible en el mercado Urban TaraxagumTM.”

 

Hay que recordar que el proyecto Taraxagum de Continental fue elegido ‘Mejor Innovación Tecnológica del Neumático’ en los Premios Hevea 2019, : “El nombre del proyecto Taraxagum™ deriva del nombre botánico del diente de león (taraxacum). El objetivo de este material innovador es reemplazar por completo el caucho natural en la banda de rodadura de los neumáticos para producir neumáticos más sostenibles y menos dependientes de las materias primas tradicionales. Continental comenzó a trabajar en el desarrollo de Taraxagum™ en colaboración con el IME Instituto Fraunhofer (Münster), el Instituto Julius Kühn (Quedlinburg) y la empresa de fitomejoramiento ESKUSA (Parkstetten). El tipo de diente de león utilizado por la compañía, conocido como diente de león ruso, ha sido cultivado de tal manera que se podría producir en mayores cantidades que los tradicionales árboles de caucho. También se han desarrollado nuevos métodos de proceso y producción para la extracción y utilización del caucho natural de la savia de látex de las raíces de las plantas, que se utiliza en la producción de neumáticos y de otros productos de caucho. Para los primeros prototipos, Continental produjo neumáticos de invierno para vehículos de pasajeros y también soportes de motor con Taraxagum™. El diente de león puede cultivarse en Europa septentrional y occidental, lo que lo convierte en una solución viable ecológica, económica y social para la demanda creciente de caucho natural. Al instalar las plantaciones cerca de las fábricas de Continental, se acortan las rutas de transporte y se reduce también el impacto ambiental. Por eso, la compañía tiene la intención de seguir fabricando caucho de diente de león e introducirlo en la producción en serie en los próximos años”.

 

Silva también recordó que Continental ya fabrica el primer neumático con el nuevo código HL de índice extra de carga, que “supone una mayor capacidad de carga para vehículos híbridos o eléctricos pesados y SUVs, casi una cuarta parte superior a la de los neumáticos estándar”, al tiempo que mantiene “una baja resistencia a la rodadura, el kilometraje en su nivel habitual y garantiza una conducción precisa”, como puntualmente informó ‘EuroPneus’ el pasado 28 de enero.

 

 

Catarina Silva enfatizó otro de los nuevos hitos del I+D de Continental como el uso de botellas de plástico recicladas en la producción de neumáticos a partir de 2022 –tal y como puntualmente informó EuroPneus el pasado 27 de agosto-, subrayando que “de esta manera, Continental sigue dando pasos en su apuesta por la economía circular.  El nuevo hilo de poliéster sostenible se obtendrá a partir de botellas de tereftalato de polietileno (conocido como PET por sus siglas en inglés) mediante un proceso mecánico y se utilizará en la fabricación de la carcasa del neumático, lo que podría sustituir completamente al poliéster convencional. Junto con su socio y proveedor OTIZ, especialista en fibras y fabricante textil, Continental ha desarrollado una tecnología especial para reciclar las botellas de PET sin los pasos químicos intermedios necesarios hasta ahora y hacer que el hilo de poliéster sea funcional para los elevados requisitos mecánicos del neumático. En 2022 podremos utilizar material obtenido de botellas de PET recicladas en la producción de neumáticos. Gracias a un innovador proceso de reciclaje, las fibras se hilan a partir de PET reciclado sin tener que descomponer previamente el material”.

 

Continental: “La tecnología de sensores y la digitalización permiten soluciones y servicios innovadores para los neumáticos”

 

Repasando sus 150 años de historia en el sector del neumático en particular, y de la automoción en general, Continental subrayó recientemente que “es uno de los pioneros en lo que respecta a la digitalización de los neumáticos. Ya en 1999, Continental demostró que la información necesaria para los sistemas avanzados de asistencia al conductor podía determinarse con mayor precisión y rapidez utilizando el neumático como fuente de datos. Ese fue el nacimiento del neumático inteligente. Desde entonces, Continental ha seguido impulsando la digitalización de los neumáticos, permitiendo servicios completamente nuevos para las flotas y los clientes finales. Desde 2010 Continental ha agrupado todos los servicios para los clientes de flotas bajo el paraguas de su marca Conti360° Fleet Services. Desde la recomendación y la selección de los neumáticos adecuados, pasando por el montaje correcto y la asistencia rápida en caso de pinchazo, hasta la inspección constante y los informes completos sobre los neumáticos de todos sus vehículos, los operadores de flotas reciben un servicio integral de neumáticos altamente profesional”.

 

Catarina Silva enfatizó que Continental no se para nunca, poniendo el acento en que “la empresa sigue ampliando el ecosistema de soluciones inteligentes y digitales para los neumáticos premium de Continental. Como uno de los mayores proveedores del mundo de electrónica, sistemas de sensores y software en la industria de la movilidad, Continental tiene una ventaja competitiva decisiva en este sentido. Por ejemplo, la capacidad de Continental de permitir que el neumático se comunique con otros componentes relacionados con la seguridad, como elemento central del sistema del vehículo, dio lugar a un proyecto pionero a principios del milenio: el coche de 30 metros. La coordinación de todos los sistemas implicados en la operación de frenado dio como resultado un vehículo que se detuviera tras sólo 30 metros con una frenada completa a 100 km/h. En ese momento, la distancia media de frenado seguía siendo de entre 36 y 40 metros. Esto correspondía a una reducción de la distancia de frenado de hasta un 25%”.

 

Además, subrayó que utiliza “la conexión directa de sus neumáticos y sensores a la nube para ofrecer modelos de negocio completamente nuevos. Alimentados por un gran número de puntos de datos, los clientes de flotas de Continental pueden comprobar el estado de sus neumáticos en cualquier momento mediante algoritmos desarrollados internamente. Esto significa que el mantenimiento de los neumáticos puede llevarse a cabo en función de las necesidades, no como una medida preventiva, y por lo tanto de forma mucho más eficiente. Los proveedores de flotas se benefician así de la reducción del tiempo de inactividad debido a las reparaciones, el aumento de la seguridad, la reducción de los costes globales gracias a una mayor optimización energética y, en general, un funcionamiento más eficiente. En 2020, Continental estableció nuevos estándares con la presentación de su exitoso proyecto piloto para la monitorización de la profundidad de la banda de rodadura de forma significativamente precisa, utilizando algoritmos y datos de telemetría del vehículo. En el futuro, Continental seguirá representando la excelencia innovadora en la tecnología de los neumáticos con su cartera premium en los segmentos de turismo, camión y neumáticos especiales”.

 

La Product Management RE EMEA PLT de Continental también incidió en que  “nuestra iniciativa estratégica Visión 2030 tiene como objetivo poner el foco en el cliente, en la organización y todas sus actividades de negocio. Además, el sector de los neumáticos pretende seguir creciendo de forma rentable, diferenciándose de sus competidores en un entorno de mercado que cambia rápidamente en las áreas de sostenibilidad y soluciones digitales”.

Y, cómo no, Catarina Silva señaló otro de los frutos del I+D de Continental del que ella fue ‘madre’ con su equipo en todo su proceso de gestación y desarrollo: el neumático CrossContact© Extreme E de 37 pulgadas, desarrollado especialmente para la primera competición de SUV eléctricos que ha arrancado este año, la Extreme E, de la que Continental es socio fundador.  Silva destacó que “la serie de carreras Extreme-E no solo tiene como objetivo trasladar la emoción del deporte de motor, sino también llamar la atención sobre las consecuencias negativas del calentamiento global a través de la selección zonas en peligro de extinción”.

 

Catarina Silva recordó que en la Extreme E “todos los equipos pilotan el super SUV eléctrico ODYSSEY 21. Con una longitud de 440 cm, un ancho de 230 cm y una altura de 186 cm, estos extraordinarios vehículos tienen aproximadamente las mismas dimensiones y la misma distancia entre ejes, de 300 cm, que los SUV que se comercializan. Sin embargo, estos SUV son mucho más potentes que los convencionales. Fabricados por Spark Racing Technology, cuentan con un equivalente eléctrico de 550 hp y un peso de tan solo 1.780 kilogramos. A modo de comparación, el vehículo medio del Rally Dakar tiene alrededor de 300 CV y ​​pesa más de dos toneladas métricas. Los valores de aceleración son igualmente impresionantes: impulsados ​​por dos motores eléctricos, estos vehículos alcanzan los 100 km/h en solo 4,5 segundos, lo que les permite dominar fácilmente una pendiente de alrededor de 55 grados. Todos los equipos de la serie de carreras han confiado en el neumático de carreras CrossContact© Extreme E en la dimensión 37×12.5 R17, diseñados para todos los terrenos por los que discurrirá la Extreme E con las condiciones de conducción más difíciles del mundo, y cuentan con tecnología específica para verano e invierno. Con nuestros neumáticos de alto rendimiento para la serie Extreme E, proporcionamos a los conductores un agarre optimo en la aceleración, el frenado y el manejo preciso en pistas y caminos de exigencia extrema. Los neumáticos se adaptarán perfectamente a los SUV eléctricos de esta serie, para garantizar el mejor control y seguridad del vehículo”.

 

Silva concluyó su exposición destacando que en la Extreme E corren pilotos de la talla de Carlos Sainz y Laia Sanz en el equipo Acciona/Sainz XE Team, junto a otros equipos como el X44 de Lewis Hamilton con Cristina Gutiérrez y Sebastian Loeb al volante; Rosberg X Racing, ABT Cupra XE, Hispano Suiza Xite Energy Team…

 

 

Continental ‘cuadró’ toda la rueda de su I+D mostrando su apuesta por la economía circular,  con su planta única ContiLifeCycle, en Hannover Stöcken, abierta en 2013: “Con su enfoque integrado de recauchutado de neumáticos para camiones y autobuses, tanto en frío (ContiTread) como en caliente (ContiRe), y una planta de reciclaje de caucho a escala industrial especialmente desarrollada, Continental es pionera en el sector. Todas las carcasas que utilizamos en nuestro proceso de recauchutado son sólo de Continental”. Y, como resume Ariane Reinhart, Jefa de sostenibilidad (CSO) y miembro de la junta ejecutiva de Continental AG, “estamos comprometidos con la transformación hacia una economía sostenible: para nuestra empresa, para nuestros empleados y para toda la sociedad. Y tenemos una convicción: el negocio sostenible es el negocio del futuro. No se trata de si será o no será posible, sino de cómo vamos a hacer del cambio nuestra oportunidad”.