Apollo Vredestein reconvertirá su planta de Enschede (Países Bajos)

784

Apollo Vredestein B.V. (AVBV) tiene la intención de reconvertir su planta de Enschede (Países Bajos). La idea es que la factoría se especialice y produzca únicamente neumáticos de alto valor para asegurar su futuro. En este sentido, la compañía ya ha mantenido reuniones con sus empleados para discutir el futuro de la planta y sus planes para construir un negocio más sostenible en los Países Bajos.

AVBV tiene la intención de especializar la producción en Enschede donde solo se producirán neumáticos Vredestein de alto rendimiento a un nivel rentable. La compañía entiende que, en el entorno operativo actual, ciertos tamaños de neumáticos ya no se pueden seguir fabricando en Enschede a un nivel sostenible y competitivo.

El objetivo estratégico es que la planta de Enschede produzca únicamente neumáticos agrícolas y neumáticos de alto valor para automóviles de segmento de nicho con una producción corta. “La planta en Enschede se convertirá en el centro de excelencia para la calidad, la innovación y la agilidad de producción”, señalan.

Esta reconversión llevaría implícita la reducción del personal de la factoría, que afectaría aproximadamente a 750 empleados a tiempo completo, durante un período de 24 meses.

“El entorno operativo para AVBV y toda la industria del neumático ha cambiado significativamente en los últimos años. A pesar de las grandes inversiones realizadas en la modernización de la planta, la dedicación de los empleados de la fábrica y los esfuerzos continuos para hacer que el sitio sea económicamente viable, ha demostrado ser ineficaz contra la acelerada transformación del mercado y ha requerido una adaptación estratégica para asegurar que la planta tenga un futuro sostenible a largo plazo”, explica Benoit Rivallant, Presidente de Apollo Vredestein en Europa.

“Tras un análisis profundo de la rentabilidad y sostenibilidad de los productos fabricados actualmente en la planta de Enschede, lamentablemente no hemos podido llegar a una conclusión diferente. Somos conscientes de que nuestros empleados y sus familias enfrentarán una gran incertidumbre como resultado de esta difícil decisión. Son una fuerza laboral comprometida y dedicada a lo largo de muchos años y eso ha influido fuertemente en nuestro intento de asegurar un futuro sostenible”, continúa diciendo.

“Como empleador responsable, cumpliremos con todas las obligaciones legales hacia nuestros empleados. Informaremos regularmente a nuestros empleados sobre los desarrollos dentro de este proceso y les ofreceremos todo el apoyo y asistencia necesarios”, concluye Rivallant.