Euromaster: “Mal endémico de las motos urbanas: la mitad circula con la presión baja en los neumáticos”

Euromaster: "La visita a 'boxes' de la moto para la revisión se produce con un tercio menos de kilómetros que la del coche"

354

Euromaster, la red de talleres especialistas en neumáticos, mantenimiento integral y cuidado de vehículos impulsada por Michelin, acaba de alertar del “mal endémico de las motos urbanas: la mitad circula con la presión baja en los neumáticos”.

 

A rueda de ello, los especialistas de Euromaster explican que “acostumbrados a mirar las presiones del coche antes de un viaje, los conductores deben extremar el cuidado de los neumáticos cuando se trata de motos urbanas y vigilar su estado una vez al mes. Un problema endémico en las vías de las ciudades españolas pues la mitad circulan con las ruedas bajas”.

 

Además, añaden que “la presión es solo uno de los puntos críticos que comprometen la seguridad en las motos. Existen otros tales como pueden ser los neumáticos agrietados o ruido al frenar. Por ello, es clave acudir, al menos, una vez al año al taller para realizar una revisión, completamente gratuita en los centros de Euromaster, sobre el chequeo del estado de los puntos críticos. Es decir, neumáticos, luces, transmisión, nivel-estado de aceite, suspensión, niveles de líquidos, matrícula y por supuesto frenos. La visita a ‘boxes’ por parte de las motocicletas se produce, de media, con un tercio menos de kilómetros recorridos respecto a un automóvil, que recorre mayores distancias”.

 

Un goteo de pérdida de seguridad

 

Otra señal que indica que hay que poner a punto la moto es “la pérdida, por goteo, de distintos fluidos. Este aspecto es importante ya que no solo puede acortar la vida útil del vehículo, sino que también obedece a una cuestión de seguridad ya que puede provocar una caída por pérdida de adherencia de los neumáticos si estos se ven contaminados por dichos fluidos. Por su parte, la transmisión desengrasada u oxidada provocará los típicos tirones en la moto y se sumaría a otras señales como los frenos oxidados, el fallo de alguna luz, el mal arranque o, directamente, que nuestro vehículo no pueda circular por quedarse sin batería, entre otros motivos”, explican los especialistas de la red de talleres.

 

Asimismo, Euromaster recuerda que “el mantenimiento en las dos ruedas es más importante, si cabe, que en las cuatro, debido a que se trata de un medio en el que la seguridad del conductor está más expuesta. Pese a que la siniestralidad cayó con fuerza durante 2020, uno de cada cinco (20%) fallecidos en nuestro país usaron la motocicleta como medio de desplazamiento y un 2% el ciclomotor, según datos de la DGT. Esta cifra es muy elevada si tenemos en cuenta que las motocicletas y scooters apenas representan alrededor del 8,6% de los vehículos de nuestro país con 2,7 millones de dos ruedas en España, según los datos de Unespa. En estas cifras de siniestralidad tan elevadas también influyen factores como la edad media de estos vehículos, que se sitúa en torno a los 10 años”.

Imagen interior del taller de Euromaster en Málaga, con una moto subida en el elevador atendida por un profesional del centro.