AFANE ‘escanea’ la nueva etiqueta informativa sobre la calidad de los neumáticos, con código QR incorporado y en vigor en Europa a partir del 1 de mayo

462

AFANE (Agrupación de Fabricantes de Neumáticos, rebautizada de la anterior Comisión de Fabricantes de Neumáticos) acaba de ‘escanear’ vía online la ‘rueda’ de novedades de la etiqueta informativa sobre la calidad de los neumáticos, que entrará en vigor en Europa el próximo 1 de mayo según el nuevo Reglamento 2020/740, destacando que “un nuevo diseño amplía información referente a la eficiencia energética, la contaminación acústica y la seguridad sobre mojado. Además, añade datos sobre adherencia en nieve y hielo. También incluye un código QR para conocer las especificaciones del producto, de su producción y del fabricante”.

 

La presentación de la nueva etiqueta del neumático ha corrido a cargo de José Luis Rodríguez, director general de AFANE; Fernando López, CEO de GiPA Automotive Aftermarket Intelligence; la subdirectora adjunta de Circulación de la Dirección General de Tráfico (DGT), Ana Blanco, y Mario Pinilla, presidente de la Comisión de Medioambiente y del Comité Ejecutivo de la Confederación Española de Talleres (CETRAA).

 

José Luis Rodriguez ha abierto el acto recordando que “la nueva etiqueta europea para neumáticos entrará en vigor el 1 de mayo de 2021, según el nuevo reglamento 2020/740, aprobado y publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea el pasado mes de junio. Desde esa fecha, todos los neumáticos -para turismos y SUV (C1), para vehículos comerciales ligeros o furgonetas (C2) y para camiones y autobuses (C3)- de nueva adquisición -tanto para primera monta como para reposición- deberán incorporar esta etiqueta, que informa sobre datos relativos a la calidad del producto, y ayuda a usuarios y profesionales del sector a conocer características sobre consumo de combustible, adherencia a la carretera o la contaminación acústica”.

 

El director general de AFANE ha recalcado que “el objetivo del nuevo etiquetado es hacerlo más fácil de comprender para conductores y profesionales, especialmente en lo relacionado con seguridad y sostenibilidad. En este sentido, incluye novedades e información complementaria en comparación con la actual etiqueta:

  • Cambio de escala en la información sobre eficiencia energética y adherencia en calzada mojada: La nueva etiqueta simplifica ambas clasificaciones y establece escalas descendientes de la A a la E, sustituyendo a las anteriores, que iban de la A a la G. La A continúa indicando los neumáticos con mayor eficiencia y adherencia, respectivamente, y la E la menor.
  • Pictograma de agarre en hielo: Otra de las novedades es la información sobre la adherencia en superficie helada de los neumáticos
  • Pictograma de adherencia en nieve: Asimismo, el etiquetado incorpora un signo gráfico sobre agarre del producto a una carretera nevada, según las normas europeas.
  • Datos sobre ruido exterior: La nueva etiqueta continúa informando sobre contaminación acústica, pero añade, junto al número de decibelios, una escala A-B-C para que sea más inteligible. La A indica que el neumático es silencioso, la B que genera un ruido moderado, y la C que supera el límite europeo de contaminación.
  • Código QR: Lleva a la base de datos EPREL de la Unión Europea, donde está disponible toda la información del producto, distintas clasificaciones de los neumáticos y datos sobre su proceso de fabricación. Toda esa información está incluida por los propios fabricantes de neumáticos.

Además, la nueva etiqueta también presenta el nombre comercial o marca de los proveedores, su número de identificación del producto, y sus dimensiones (en longitud) e índice de carga y  velocidad”.

José Luis Rodríguez ha destacado que la nueva etiqueta “coincide con la apuesta por la sostenibilidad y el refuerzo de la seguridad vial de los fabricantes de neumáticos. Cada vez hay más sensibilidad en todos los estamentos de la sociedad por la movilidad sostenible, y este nuevo diseño informa más y mejor sobre los neumáticos al ciudadano de a pie y a los propios profesionales del sector”.

Por su parte, Ana Blanco, representante de la DGT, ha subrayado que los neumáticos son “muy eficaces” en la estabilidad del vehículo, la reducción de la distancia de frenada y la disminución del riesgo de aquaplanning: La nueva etiqueta es muy útil, para dar información al consumidor sobre cuál es el mejor neumático para su vehículo. El objetivo es disminuir la siniestralidad en carretera -1.755 fallecidos en 2019, según el último dato de la DGT-, y reducir el impacto medioambiental minimizando, por ejemplo, el ruido”.

Para concienciar de la importancia de los neumáticos en seguridad vial y sostenibilidad “también es clave que los profesionales del sector conozcan el etiquetado. Así, el 97% de los trabajadores relacionados con los neumáticos sabe qué es la etiqueta, aunque solo 14 de cada 100 saben con certeza que el nuevo diseño entra en vigor próximamente, según el estudio Valoración de la Etiqueta Europea por el Instalador, publicado por AFANE y GiPA y presentado hoy

El director general de AFANE enfatizó que “es importante destacar que, según las estimaciones del Servicio de Estudios de la Unión Europea, la puesta en marcha de las nuevas etiquetas supondrá la reducción de 10 millones de toneladas en emisiones de CO2. Además, la información sobre eficiencia energética permitirá ahorrar a los consumidores hasta 2.800 millones de euros al año en combustible. La nueva etiqueta europea del neumático deberán llevarla vehículos industriales (autobuses y camiones), además de furgonetas y turismos. De igual manera, hay que señalar que el nuevo etiquetado es obligatorio para los neumáticos que se fabriquen y vendan a partir del 1 de mayo, pero la nueva reglamentación no implica tener que cambiar los actuales. Con este nuevo etiquetado, los consumidores tendrán una mayor y más clara información sobre la seguridad y eficiencia energética de los neumáticos que adquieren”.