Matthias Zink, nuevo presidente de CLEPA

87

CLEPA, la Asociación Europea de Proveedores de Automoción, ha elegido a Matthias Zink como su nuevo presidente para un mandato de dos años a partir de enero de 2024. Zink es CEO de Automotive Technologies en Schaeffler y sucederá a Thorsten Muschal, quien ha ocupado el cargo desde 2020.

“CLEPA representa a más de 3.000 empresas, desde multinacionales hasta pymes, que suministran componentes de última generación y tecnología innovadora para una movilidad segura, inteligente y sostenible en toda Europa. Como el mayor inversor privado en I+D, con 30.000 millones de euros invertidos anualmente, el sector de suministro de automóviles es fundamental para permitir la transición verde y digital en Europa. Mantener la competitividad de Europa es una tarea tanto para los responsables políticos como para la industria”, afirmó Matthias Zink. “Quiero dar las gracias a Thorsten Muschal por sus cuatro años de éxito como presidente de CLEPA, y espero seguir construyendo sobre el trabajo realizado y ayudar a fortalecer la voz de nuestra industria”, añadió

Por su parte, Muschal ha hecho balance de su mandato: “Estoy orgulloso de los logros que hemos logrado juntos en CLEPA, especialmente teniendo en cuenta los desafíos sin precedentes que hemos enfrentado en los últimos tres años. La transición no ha hecho más que comenzar y es crucial que sigamos trabajando juntos para lograr objetivos compartidos”, comentó.

Inversiones para una transición verde

Si bien la producción de vehículos ha aumentado después del COVID-19, los proveedores han logrado reducir las emisiones de CO2 aumentando el uso de energía renovable. Sin embargo, esta trayectoria positiva solo se puede mantener con inversiones significativas continuas para cumplir los objetivos de la transición verde mientras se mantiene la competitividad global.

“Las energías renovables asequibles, la escasez de materias primas, la insuficiente capacidad de producción de baterías en la UE, junto con las grandes necesidades de infraestructura y de red exigen un enfoque de diversidad tecnológica. El marco regulador debe seguir siendo ambicioso pero flexible para potenciar la innovación continua y mantener a Europa competitiva”, explicó Zink. “En CLEPA, estamos dispuestos a llevar soluciones de movilidad tecnológica al mercado y a contribuir activamente a la configuración de políticas que fomenten la acción climática y apoyen una industria europea próspera“.