Los conductores españoles, contrarios a compartir sus datos de movilidad

68

Más de la mitad de los españoles se muestra poco partidario de ceder sus datos de hábitos de movilidad. Hasta un 55,4% de los usuarios asegura estar “poco o nada dispuesto” a compartir los datos de sus desplazamientos con instituciones públicas, porcentaje que se incrementa hasta el 61% cuando se trata de entidades privadas.

Se trata de una de las principales conclusiones de un estudio presentado por Appinio y las consultoras PONS Mobility y Nort3 en el Observatorio de Movilidad “Nuevo modelo en la movilidad futura: análisis de datos y del ciudadano”. Asimismo, dicho estudio revela que, al entrar en el tablero una serie de bonificaciones, los usuarios sí parecen mostrar una mayor predisposición a compartir sus datos con agentes públicos y privados -con el fin de que estos puedan mejorar la eficacia, seguridad y planificación de los medios de transporte-, tales como desplazamientos y billetes gratuitos (39,2%) o descuentos en el bono mensual de transporte (32,5%).

El informe señala, además, que tan solo un 20,2% de los ciudadanos apunta a 2035 como el año clave para que el parque móvil sea mayoritariamente eléctrico en España, es decir, coches 100% eléctricos y ‘cero emisiones’. Del mismo modo, tan solo un 7,4% de los usuarios considera que en 2025 nuestro parque será 100% eléctrico, mientras que un 26,1% y 16,7% hacen lo oportuno con los años 2030 y 2040.

Respecto a la prohibición de matricular más vehículos de combustión a partir de 2030, son más afines a esta postura las generaciones más venideras (74% de los jóvenes de 18-24 años). Por el contrario, tan solo el 61% de la población más mayor estaría de acuerdo con las limitaciones y restricciones de movilidad impuestas desde la Unión Europea.