CONEPA denuncia la excesiva presión normativa sobre el taller

126

CONEPA ha mostrado su preocupación por la creciente presión normativa que las distintas Administraciones Públicas e instancias legisladoras, tanto nacionales como europeas, ejercen sobre el sector de la reparación de vehículos. Hasta tal punto que el impacto que el exceso de regulación está teniendo sobre los talleres, tanto en términos burocráticos como de costes asociados, y las acciones que está desarrollando la Federación para minimizarlo, fue uno de los asuntos centrales de la reunión de su Junta Directiva que tuvo lugar el pasado 25 de enero en la sede madrileña de la organización empresarial.

La patronal recuerda que en razón de su actividad reparadora y las implicaciones que esta tiene en materia de seguridad vial, medio ambiente o riesgos laborales, los empresarios del taller han estado sometidos tradicionalmente a un exhaustivo marco regulatorio. En la reunión de la Junta Directiva de CONEPA, se manifestó que esta presión normativa se está intensificando con importantes efectos en la gestión de sus empresas y hasta en su misma viabilidad económica como resultado de la reciente orientación a la movilidad sostenible de las autoridades europeas y la irrupción de tecnologías como la electro movilidad, la conectividad o la automatización de los vehículos.

En palabras de Ana Ávila, directora corporativa de CONEPA: “Los talleres españoles son, en general, micro pymes con estructuras pequeñas y muy enfocadas a la prestación de un servicio de calidad que resuelva la necesidad que tiene el cliente de recuperar su movilidad al volante cuanto antes. Esto significa que su actividad se centra fundamentalmente en la intervención técnica sobre los vehículos y el servicio al cliente. En muchas ocasiones el propietario del negocio no solo se encarga de la gestión del mismo sino que participa también en la realización de los trabajos técnicos necesarios para resolver los problemas que presentan los vehículos. Si a estas limitaciones propias de las empresas pequeñas y que afectan al taller, en términos, por ejemplo, de acceso a la información y los recursos necesarios para cumplir con toda la normativa, le sumamos que normalmente estas nuevas regulaciones tienen un coste asociado, el impacto sobre nuestras empresas asociadas es enorme”.

Minimizar el impacto sobre los talleres del marco regulatorio

En este sentido, los miembros de la Junta Directiva de CONEPA reafirmaron el compromiso de las distintas organizaciones que la integran para seguir trabajando por minimizar el impacto sobre los talleres del marco regulatorio, mediante el aporte de información y servicios que faciliten su cumplimiento. Es el caso de lo que está ocurriendo ahora mismo con el esquema SERMI. Asimismo, continuará con su labor de presión ante las distintas Administraciones Públicas e instancias legisladoras para que las regulaciones en curso, sobre todo en materia de sostenibilidad, sean lo más propicias a los empresarios del taller.

Además del exceso de regulación, la Junta Directiva de CONEPA, abordó otros asuntos de interés para sus asociados como la escasez de talento joven y las dificultades existentes para retener al existente. También se analizaron, el reto de la formación y cualificación para poder enfrentarse a los vehículos altamente tecnificados que vienen, y el desequilibrio de la relación de los talleres con las aseguradoras.