Bosch presenta su nueva generación de cargadores de baterías

347

Bosch acaba de presentar su nueva generación de cargadores de baterías que ofrece ahora más potencia y nuevas funciones. La gama C-line de cargadores de baterías cubre una amplia variedad de necesidades de los clientes.

El creciente número de consumidores eléctricos en los automóviles modernos implica que la demanda energética de las redes de a bordo ha aumentado constantemente a lo largo de los últimos años. Las baterías de los vehículos han tenido que seguir este ritmo y también han incrementado las exigencias de los cargadores. Para dar respuesta a estas nuevas necesidades, Bosch lanza su nueva generación de cargadores de baterías para uso doméstico, que reemplaza a los modelos C1, C3 y C7.

Con su diseño moderno y la calidad de Bosch, los nuevos cargadores de la gama C-line ofrecen mayor potencia, más funciones, tiempos de carga más rápidos y un manejo sencillo con un solo botón. Los cinco modelos diferentes, incluyendo dos cargadores para baterías de iones de litio, cubren una amplia gama de diferentes necesidades de los clientes.

Cargadores Bosch: un modelo para cada necesidad

El modelo básico C10 cuenta con control de carga automático, protección contra chispas y sobrecalentamiento, tiene una clasificación IP65 de estanqueidad al polvo y al agua, y puede usarse para carga lenta. Por su parte, los cargadores C30 y C40-Li cuentan adicionalmente con protección contra polaridad inversa, función de memoria y función regenerativa. Los cargadores de gama alta C70 y C80-Li también se pueden utilizar como carga auxiliar, por ejemplo, al cambiar la batería. Además, la potencia de estos dos cargadores es significativamente mayor que la del modelo predecesor C7. El sufijo “Li” adjunto a los modelos C40-Li y C80-Li indica que estos dispositivos pueden cargar no sólo todo tipo de baterías convencionales, sino también baterías de iones de litio.

Todos los cargadores de Bosch de nueva generación se suministran en embalajes sin plástico, con cable de red y enchufe, cables de carga con pinzas extraibles para algunos de los cargadores, estuche de transporte y gancho de montaje.

“Los potentes cargadores Bosch de la gama C-line son especialmente útiles para conductores que normalmente recorren distancias cortas y, por lo tanto, la batería de arranque está sujeta a grandes exigencias. Pero también resultan prácticos para los propietarios de coches clásicos, motos y autocaravanas que no se usan durante el invierno. Así, se puede utilizar la función de carga de mantenimiento para conservar en buen estado la batería del vehículo, incluso cuando se deja parado durante un período de tiempo prolongado. Y si el nivel de carga de la batería ha descendido mucho, los nuevos cargadores de Bosch garantizan una recarga segura y suave, protegiendo y preservando la batería”, explican desde la compañía.