Olipes reformula sus anticongelantes

53

Olipes ha reformulado todos sus anticongelantes orgánicos para sustituir el ácido 2-etialhexanoico. De esta forma, se adaptan al Reglamento Europeo EU 2022/692 y se evita que queden relegados exclusivamente a los profesionales cualificados que hacen uso de las pertinentes medidas de seguridad.

La nueva formulación de la gama de anticongelantes orgánicos de Olipes garantiza las mismas prestaciones y especificaciones técnicas. “El usuario final no va a percibir este avance en la seguridad del producto porque el etiquetado final de peligrosidad no se ve afectado ni hay variación en los pictogramas y frases de seguridad que se encuentran en el envase”, señalan desde la compañía.

Entre los productos anticongelantes-refrigerantes de Olipes de uso directo, los más populares son G12+ y G12++. Ambos ofrecen una protección contra el frío de hasta -37°C, mientras que su punto de ebullición se retrasa hasta los 145°C. Además, sus aditivos 100% orgánicos de última generación están diseñados para proteger eficazmente los nuevos radiadores de aluminio y los realizados en aleaciones de aluminio/magnesio, fundición o cobre. Otra característica importante para el usuario es su larga vida útil:

  • Hasta 650.000 kilómetros o 5 años en vehículos pesados de transporte y autobuses.
  • Hasta 8.000 horas o 5 años en maquinaria de obra pública y agrícola.
  • Hasta 250.000 kilómetros o 5 años en vehículos ligeros.
  • Hasta 32.000 horas o 5 años en motores estacionarios.

Los anticongelantes-refrigerantes Olipes de uso directo están disponibles en formatos de 5 L, 20 L, 200 L y 1.000 L.

“En Olipes siempre hemos estado especialmente orgullosos de nuestro Departamento de I+D+i. Su trabajo es clave en la creación de nuevos productos, pero también lo es cuando resulta necesario un cambio de formulación para cumplir con la nueva legislación europea. En el caso de los anticongelantes-refrigerantes orgánicos, hemos ido más allá del simple cambio de un aditivo por otro para eliminar la potencial peligrosidad detectada: nos hemos asegurado de que las prestaciones y especificaciones técnicas no variaran respecto a la anterior formulación. Así que nuestros clientes pueden estar incluso más tranquilos que antes al usar el producto porque su calidad y seguridad están aseguradas”, explica Fernando Díaz, codirector general ejecutivo de Olipes.