La facturación del mercado de recambios cayó un 12% en 2020, según los datos del Observatorio de la Posventa, elaborado por SERNAUTO con el apoyo de GIPA y la colaboración de ANCERA. Para esta nueva edición, durante los meses de enero y febrero se han recopilado los datos facilitados por los fabricantes de recambios y grupos de distribución que participan en el Observatorio.

En la encuesta, los fabricantes cifran la caída de la facturación del 10% en 2020 respecto a 2019, con mejor comportamiento del mercado de recambios para vehículo industrial. Además, un 9% de los fabricantes ha tenido que despedir algún empleado de forma definitiva debido a la crisis. Un 19% de los proveedores prevé que los impagos o retrasos en el cobro aumenten en el primer trimestre de 2021.

Los datos del cuarto trimestre reflejan un aumento del 2% en los pedidos urgentes en relación al trimestre precedente. Asimismo, para el 25% de los fabricantes las devoluciones o reajustes de stock aumentaron en el cuarto trimestre respecto al trimestre anterior.

Respecto a las previsiones para 2021, los fabricantes de recambios prevén una mejora del negocio que supondría recuperar gran parte de lo perdido durante 2020. A pesar de ello, el año 2021 se cerraría con un -1,9% por debajo de lo facturado en 2019.

Mercado de recambios: los datos de los grupos de distribución

Por su parte, los grupos de distribución reportan una caída del 13,7% de la actividad en 2020. El 38% de los distribuidores ha tenido que despedir algún empleado de forma definitiva. El 27% cree que van a aumentar los impagos en el primer trimestre del 2021.

El arranque del año es un poco más positivo. Así, el 91% de los distribuidores mantendrá los puntos de venta en este primer trimestre y el 36% aumentará el número de socios.

Fabricantes y recambistas coinciden en señalar que los principales retos para los próximos meses son la recuperación del mercado, la rentabilidad del negocio, el suministro, la incertidumbre por la pandemia y la digitalización.

“La posventa española ha demostrado, una vez más, su capacidad de adaptación y resiliencia en épocas de crisis. De ahí que la caída de nuestra actividad haya sido algo más amortiguada que la del sector de automoción en su conjunto. Las previsiones para 2021 muestran un optimismo moderado. Si todo va como esperamos, a finales de 2021 podríamos recuperar los niveles previos a la pandemia, lo que sería muy positivo para todos. Desde SERNAUTO, agradecemos a GIPA el trabajo realizado y a ANCERA su colaboración para dar continuidad a este proyecto y poder seguir aportando valor añadido a nuestros respectivos asociados”, subraya Benito Tesier, Presidente de la Comisión de Recambios de SERNAUTO, en relación a los datos del estudio.