FreciousSmart: filtración de habitáculo inteligente para vehículos eléctricos

285

MANN+HUMMEL ha desarrollado FreciousSmart, un sistema inteligente de filtración de habitáculo para vehículos eléctricos. FreciousSmart permite que el sistema de aire acondicionado funcione principalmente en el modo de recirculación, ahorrando energía y aumentando la autonomía vehículo.

“La emergencia sanitaria nos ha hecho tomar más conciencia, aún, sobre la importancia de respirar aire limpio. Además, el futuro electrificado de los vehículos también supone un reto en cuanto a la autonomía de las baterías. En este sentido, MANN+HUMMEL quiere dar un nuevo impulso a su filtro de habitáculo inteligente FreciousSmart, que garantiza de forma continua que el aire dentro del vehículo esté siempre limpio con un ajustado consumo de electricidad”, explican desde la compañía.

El sistema de filtración del aire del habitáculo FreciousSmart se ha desarrollado pensando en el desafío que supone compaginar una gestión adecuada de la temperatura sin afectar excesivamente al consumo de energía, que va a reducir la autonomía del coche. Así, FreciousSmart está pensado para funcionar el mayor tiempo posible en modo recirculación.

Inteligencia artificial para monitorizar continuamente la calidad del aire

El uso de la inteligencia artificial permite monitorizar continuamente la calidad del aire en el exterior y el interior del vehículo, midiendo la concentración de CO2, la humedad relativa y la concentración de partículas dentro del vehículo.

De este modo, si, por ejemplo, el CO2 supera un nivel crítico por encima del 0,1% del volumen, se va a incrementar la entrada de aire. El sensor de aire del exterior va a medir su grado de contaminación decidiendo qué calidad de filtración es necesaria y determinando cuánto aire fresco ha de entrar al interior del vehículo.

Las tres etapas de filtración del FreciousSmart

FreciousSmart dispone de tres etapas de filtración que se activan y se combinan en función de la situación. Cuando la calidad del aire es buena y el sistema está en modo de recirculación, el filtro de habitáculo ofrece protección efectiva frente a las partículas en suspensión en el aire (PM10), compuestos orgánicos volátiles que, por ejemplo, pueden despedir los plásticos utilizados en el interior del vehículo, y alérgenos y polen del medio ambiente.

Si la necesidad de aire exterior aumenta, se activará la etapa de filtro adicional reteniendo partículas en suspensión en el aire (PM10), polen, y, en particular, materia particulada respirable (PM2,5). Además, elimina gases perjudiciales como el dióxido de nitrógeno (NO2), el ozono (O3), compuestos de azufre y compuestos orgánicos volátiles, como el formaldehído y el amoniaco (NH3).

En el caso de que el aire esté extremadamente contaminado, como en un atasco o durante el paso por túneles, se activará un filtro HEPA de alta eficacia para partículas ultrafinas de un tamaño inferior al 0,1 de una micra asegurando la mayor protección frente a la calidad crítica del aire ambiente.

Gracias a los sensores y el sistema de control inteligente, los filtros van a funcionar en su mejor rango de servicio, prolongando su vida útil y ofreciendo al conductor intervalos de servicio más largos.