El Mercedes-AMG C 63, equipado con amortiguadores adaptativos CVSA2

293

El Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE híbrido enchufable de 2023 contará con los amortiguadores electrónicos Monroe Intelligent Suspension CVSA2 de Tenneco. La tecnología CVSA2 adapta continuamente las características de amortiguación en función del ángulo del volante, la velocidad del vehículo, la aceleración, el desplazamiento de la carrocería y otros puntos de datos. Esta misma tecnología de suspensión inteligente de Monroe está disponible en otros modelos de la gama Mercedes-AMG SL, así como en los modelos de la Clase G SUV.

El Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE está equipado con cuatro amortiguadores adaptativos CVSA2. Cada uno de ellos provisto de dos válvulas electrohidráulicas montadas en el exterior, capaces de controlar de forma independiente el rebote y la compresión en función de los datos que recibe del software de control del sistema. Gracias a su gran capacidad de ajuste, los amortiguadores adaptativos CVSA2 se adaptan perfectamente a los vehículos híbridos enchufables de altas prestaciones. La tecnología también se integra con el sistema AMG DYNAMIC SELECT del S E Performance, que permite al conductor seleccionar entre ocho modos de conducción: Electric, Comfort, Sport, Sport+, RACE, Battery Hold y Slippery.

Tecnología de amortiguación CVSA2: control y confort

“La tecnología CVSA2 de Monroe Intelligent Suspension permite a los conductores explorar a fondo las capacidades de un sistema de propulsión de primer nivel al tiempo que disfrutan del control, la confianza y el confort de una conducción extraordinariamente superior”, explica Romain Nollet, vicepresidente del Grupo y director general de Monroe Ride Solutions (Tenneco). “Nos sentimos muy orgullosos de impulsar las próximas novedades en tecnología de suspensión en colaboración con cada uno de nuestros clientes OEM a nivel mundial”.

El nuevo Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE cuenta con un motor de cuatro cilindros en línea de 2,0 litros combinado con un turbocompresor eléctrico inspirado en la Fórmula 1 y un motor eléctrico montado en la parte trasera. Esta combinación produce hasta 671 CV y 752 libras-pie de par motor, acelera de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h.

Los sistemas CVSA2 para el Mercedes-AMG C 63 S E PERFORMANCE se han diseñado en las instalaciones de Monroe Ride Solutions de Gliwice (Polonia) y Sint-Truiden (Bélgica). Los amortiguadores adaptativos del sistema se fabricarán en la planta de Gliwice.

La oferta de suspensiones inteligentes de Monroe incluye la suspensión semiactiva CVSAe, que cuenta con una válvula solenoide externa para el control de la amortiguación, y la suspensión CVSA2, que cuenta con dos válvulas solenoides para el control independiente de la amortiguación de rebote y compresión. La cartera también incluye Kinetic® H2 para el control del balanceo y Kinetic® X2 para el control del balanceo y el cabeceo, ambos en combinación con CVSA2.