Continental deja de usar la marca ContiTech en el mercado de recambios

3176

Continental está llevando a cabo un cambio de marca en el mercado de recambios para sistemas de transmisión. El grupo alemán distribuirá en adelante sus gamas de correas y cadenas de distribución, accesorios y herramientas para talleres de automóviles bajo la marca Continental, dejando de usar la marca ContiTech.

Con este cambio, Continental está reuniendo sus competencias internas en sistemas de transmisión para automóviles, tanto en primeros equipos como en el negocio de recambios, bajo una única marca fuerte. “Las innovaciones en automoción de hoy son el negocio del taller de mañana. Gracias a nuestras sinergias corporativas, nuestros clientes pueden confiar en nuestra capacidad para adaptar rápidamente las tendencias actuales de los primeros equipos a las necesidades especiales del mercado de recambios. Esto significa que podemos ofrecer soluciones adaptadas a las necesidades, con las que los distribuidores pueden adquirir ventajas en los talleres”, explica Rolf Sudmann, responsable del negocio de recambios para sistemas de transmisión en Continental, en relación a este cambio.

Además del cambio de la marca ContiTech, Continental también ha modernizado el diseño de sus embalajes. En el nuevo diseño, las imágenes grandes de las cajas permiten ver con claridad los productos que contienen. Además, el embalaje es resistente al aceite y a la suciedad, para que la información importante permanezca legible durante mucho tiempo en las duras condiciones en que se desenvuelve la rutina diaria del taller. Los populares códigos QR, que permiten acceder de forma gratuita a instrucciones de montaje y servicios adicionales, se mantienen en los nuevos embalajes. Los distribuidores se beneficiarán asimismo del nuevo diseño, porque, a partir de ahora, podrán comercializar todas las piezas de recambio de los componentes de transmisión de automóviles del grupo Continental de manera uniforme bajo la misma marca. “Esto garantizará, sin duda alguna, una mayor claridad en la estantería, concluye Sudmann.