Olipes Maxigras Complex EP
Olipes destaca que Olipes Maxigras Complex EP una grasa azul clasificada por la Asociación Americana de Fabricantes de Grasas Lubricantes (NLGI) bajo los estándares GC-LB, que "reduce la frecuencia de lubricación en los vehículos de transporte".

Olipes, compañía española especializada en el desarrollo y la fabricación de aceites y grasas lubricantes, refrigerantes-anticongelantes, líquidos de frenos y otros fluidos de máxima calidad y alto valor añadido para los sectores del automóvil, la industria, el transporte y la maquinaria agrícola y pesada, arranca el año ‘engrasando’ el elevado nivel de exigencia con el que trabajan los vehículos industriales para los que ha creado Maxigras Complex EP, “una grasa azul clasificada por la Asociación Americana de Fabricantes de Grasas Lubricantes (NLGI) bajo los estándares GC-LB, que reduce la frecuencia de lubricación en los vehículos de transporte”.

 

De cara a los profesionales del sector, los técnicos de Olipes explican en su comunicado que Maxigras Complex EP está dirigida a “la lubricación de los ejes, los bujes de rueda, los extremos de las barras de acoplamiento, las rótulas, las juntas en U y los ejes de los brazos de control”. Así, Fernando Díaz, codirector general ejecutivo de Olipes, resalta que “para las empresas de transporte es esencial que los vehículos pesados mantengan un funcionamiento eficiente durante todo el año. Los gestores de las flotas saben que es vital garantizar el mayor rendimiento del vehículo en todo momento, y así optimizar la eficiencia, la rentabilidad y la competitividad de su negocio. Y para ello, la grasa lubricante es un componente clave, y más cuando se trabaja en condiciones ambientales tan duras como las que se dan en invierno, donde se requieren grasas que soporten fuertes cargas y ofrezcan una excelente fluencia en frío”.

 

Los especialistas de Olipes añaden que “Maxigras Complex EP es una grasa consistente de color azul, especialmente desarrollada en colaboración con los principales fabricantes de rodamientos para su aplicación en vehículos industriales. Hay tres aspectos muy valorados por los propietarios de flotas que distinguen a esta grasa de las grasas líticas convencionales:

  • Consigue reducir la frecuencia de lubricación hasta en un 80%, gracias a su resistencia y estabilidad a altas temperaturas sin perder sus propiedades.
  • Protege del agua y otros contaminantes externos gracias a su resistencia al lavado al agua y a su elevada consistencia.
  • Reduce el consumo de energía, gracias a su facilidad a la fluencia en frío, permitiendo bajos pares de arranque.

En resumen, debido a sus propiedades, Maxigras Complex EP asegura un mantenimiento económico mediante la reducción de los costes por intervenciones mecánicas o de lubricación, así como una elevada protección y duración en servicio, incluso en ambientes muy agresivos y a temperaturas de funcionamiento de entre -30ºC y +160ºC, con puntas de +180ºC”.

 

Olipes
Fernando Díaz, codirector general ejecutivo de Olipes.

“Maxigras Complex EP es una grasa idónea para los vehículos de transporte por su excelente rendimiento en los bujes de las ruedas y los frenos eléctricos, entre otros, lo que permite realizar más de 100.000 km sin reengrasar en vehículos de obra y hasta 300.000 km en vehículos de largo recorrido. Su aplicación en elementos mecánicos que operan a elevada temperatura, cojinetes planos y antifricción, levas, guías y elementos de deslizamiento lento que requieren una gran adherencia a alta temperatura optimiza su funcionamiento y cuidado prolongando su vida útil”, concluye Fernando Díaz.

 

Como broche, Olipes S.L. recuerda que, fundada en el año 1993, es “una empresa española centrada en el desarrollo de lubricantes, grasas y productos especiales de máxima calidad y alto valor añadido. Hoy es un referente para el sector petroquímico internacional, con más de 2.500 referencias de productos, en 75 sectores industriales y presencia en más de 45 países. Con una capacidad de fabricación anual de 100.000 toneladas entre las diferentes líneas de producto, Olipes apuesta por la investigación y el desarrollo de nuevos productos, más avanzados, eficientes y ecológicos. La sede central se encuentra en la localidad madrileña de Campo Real, donde dispone de instalaciones productivas, almacén logístico robotizado y oficinas”.