PUBLICIDAD

Falken reunió a más de 400 distribuidores de toda Europa para conmemorar el 20º aniversario de su participación en las 24 Horas de Nürburgring. El fabricante de neumáticos colabora con el evento desde 1999 y, a lo largo de estos años, ha ido ampliando su compromiso con la carrera hasta convertirse en uno de los patrocinadores oficiales de la prueba.

En total, Falken congregó a más de medio millar de personas, entre personal de la empresa, distribuidores, clientes y prensa, que disfrutaron de un intenso fin de semana de competición y actividades de ocio en el circuito Nürburgring Nordschleife.

“Desde 1999, nos ponemos el reto de participar en estas 24 horas de Nürburgring. Aquel año, corrimos con un Ford Cosworth y un Nissan Skyline, que con el tiempo se convirtió en leyenda y en el favorito del público. Con la experiencia que hemos recabado hasta ahora, estamos convencidos de que también este año lograremos buenos resultados y podremos ofrecer a nuestros invitados un inolvidable fin de semana de carreras”, comentaba en la previa Markus Bögner, presidente, COO y director del departamento de competición de motor.

La marca tuvo un cariñoso recuerdo a Carlos Viñas, director de Falken en España, Portugal, Italia y Malta, fallecido el pasado 1 de febrero, invitando a sus hijos, Guillermo e Ignaci, al evento, y tributando un homenaje a su figura y a lo que ha representado para el desarrollo de Falken en los mercados del sur de Europa.

Falken

Un programa completo de actividades

Para conmemorar la efeméride, Falken preparó un completo programa a la altura de un emocionante fin de semana de carreras en el conocido como «Infierno Verde». En el stand que la marca montó en el circuito, además de conocer las últimas novedades en neumáticos, aficionados e invitados disfrutaron de distintas actividades y tuvieron la oportunidad de conseguir autógrafos de los pilotos.

El programa incluyó también un exclusivo recorrido en autobús por el interior del circuito de Nürburgring Nordschleife y la visita a uno de los bulliciosos y animados campamentos que los aficionados instalan en el exterior. Además, la carrera se retransmitió en directo a través de una pantalla gigante en la carpa de la marca, donde se podían adquirir diversos artículos de merchandising de Falken, como modelos de los vehículos de la carrera, toallas de playa, puzles o gorras.

Como es habitual, el Falken Drift-Show, en la víspera de la prueba, hizo las delicias de los aficionados, con los pilotos compitiendo en realizar las acrobacias más arriesgadas, ruidosas y espectaculares.

Asimismo, y como parte del 20º aniversario, Falken ofreció numerosos contenidos durante la carrera y los emitió en streaming, parcialmente en directo, desde la cabina del piloto a través de www.24hlive.falkentyre.com y de la página de Facebook de Falken. Además, la carrera tuvo un amplio seguimiento en los canales de Falken en otras redes sociales como Instagram o Youtube y en la web de la compañía, www.falkentyre.com.

Suerte dispar para los dos coches del Falken Team

Desde el punto de vista puramente deportivo, en esta ocasión Falken compitió con un equipo ya probado y volvió a contar con dos vehículos en la parrilla de salida: el Porsche 911 GT3R (991.2), pilotado por los austriacos Martin Ragginger y Klaus Bachler, con el apoyo de los pilotos alemanes de Porsche, Dirk Wener y Jörg Bergmeister; y el BMW M6 GT3, con equipo internacional compuesto por el británico Peter Dumbreck, el suizo Alexandre Imperatori y los dos pilotos de BMW, el neerlandés Stef Dusseldorp y el alemán Jens Klingmann.

El año pasado, los coches de Falken cosecharon un 9º puesto para el Porsche y un 15º para el BMW, tras completar las 24 horas de carrera. En esta ocasión el BMW M6 GT3 número 33 acabó en una meritoria sexta plaza, lo que le situó como el mejor BMW de la prueba.

Peor suerte corrió el Porsche 911 GT3R número 44, que perdió todas sus opciones de podio en las primeras horas de la noche del sábado, cuando dañó su neumático trasero derecho al pasar por algunos de los escombros de la pista y precisó de una larga parada en boxes para reparar los desperfectos. Aunque consiguió remontar hasta el top 15, nuevos infortunios le relegaron a una discreta 21ª plaza final.

Falken
El BMW M6 GT3 número 33 del Falken Team acabó en una meritoria sexta plaza, lo que le situó como el mejor BMW de la prueba.