Campaña TNU “¿Sabías qué… se pueden fabricar vías de tren a partir de neumáticos reciclados”

TNU explica con su campaña divulgativa "¿Sabías que…?” las amplias e innovadoras aplicaciones que ofrece el reciclaje de los neumáticos fuera de uso

172

Tratamiento Neumáticos Usados, S.L. (TNU), Sistema Colectivo de Responsabilidad  Ampliada del Productor (SCRAP) en el que se agrupan los principales distribuidores e importadores de neumáticos de España y sociedad sin ánimo de lucro, sigue con su campaña de información y concienciación general sobre el reciclaje y tratamiento de los neumáticos fuera de uso (NFUs) bautizada como “¿Sabías qué…?”, y en esta ocasión, resalta que “se pueden fabricar vías de tren a partir de neumáticos reciclados”.

 

En concreto, TNU (Tratamiento Neumáticos Usados) alecciona que “un neumático mal gestionado o desechado en un vertedero puede tardar más de 1.000 años en desaparecer y en nuestro país, cada año, más de 300.000 toneladas de este producto se suman a las filas de los residuos. Los avances de la tecnología permiten darle a este material una segunda vida tan dispar como imaginativa, convertido en todo tipo de complementos textiles o decorativos, pistas deportivas, aislantes acústicos, carreteras, parques infantiles o biogás.

 

TNU continúa explicando que “tanto en forma granulada como en polvo, el caucho reciclado es utilizado en sectores de diversa índole y muy especialmente en los ámbitos de la obra pública, convirtiéndose en un material de gran valor ecológico. Uno de los últimos usos creados para el caucho procedente de NFU y que vienen a sumarse a esta larga lista de innovaciones, es la utilización del polvo de neumático para la fabricación de traviesas ferroviarias”.

 

TNU señala que “Greenrail es una empresa sita en Italia que fabrica traviesas de ferrocarril similares a los durmientes tradicionales, pero 100% sostenibles ya que están fabricados con una mezcla al 50% de caucho de neumáticos fuera de uso y 50% de plástico reciclado. Esta solución tiene un triple impacto ambiental positivo, por un lado, el reciclado del caucho de neumáticos fuera de uso y de la basura plástica y por el otro, la reducción de la tala de árboles”.

 

Los especialistas de TNU subrayan que “las traviesas recicladas son más estables, su coste de mantenimiento se reduce a la mitad, y amplían su durabilidad 50 años más que las tradicionales. Además, cuentan con la interesante ventaja de que pueden incorporar paneles solares fotovoltaicos en su superficie. Estas placas tienen la capacidad de producir 35 MWh/Km por año, una inteligente idea puesto que tanto en España como en Italia contamos con muchas horas de sol y una red ferroviaria que al estar al aire libre está expuesta a estos rayos solares durante la mayor parte del año”.

 

Y añaden que “por cada kilómetro se reutilizan hasta 35 toneladas de neumáticos, el equivalente a la goma de 5.845 neumáticos fuera de uso, por lo que cada kilómetro de vía implica un ahorro medioambiental de prácticamente 192.000 Kg de CO2, 61.300 litros de petróleo y 5.130.000 litros de agua. El reciclado de los neumáticos fuera de uso, es clave para avanzar hacia un futuro sostenible. En este sentido, a través de la campaña divulgativa “¿Sabías que…?” TNU reivindica las ventajas ecológicas, económicas y sociales que representa dar una segunda vida a los neumáticos fuera de uso, para que esta manera se pueda avanzar hacia un futuro más sostenible”.

 

TNU finaliza su comunicado recordando que “es un Sistema Colectivo de Responsabilidad  Ampliada del Productor (SCRAP), bajo el que se agrupan los principales importadores y distribuidores de neumáticos del país, cuya actividad contribuye a que se reciclen toneladas de neumáticos fuera de uso que se generan cada año nuestro país. TNU es una sociedad sin ánimo de lucro creada al amparo del Real Decreto 1619/2005. Legislación por la que se regula obligatoriamente la gestión de los neumáticos fuera de uso, aprovechando al máximo todos sus componentes (caucho, metal, tejidos, etc.)”.