GANVAM asesorará a talleres y concesionarios afectados por el caso Stellantis

451

GANVAM ha puesto en marcha un equipo multidisciplinar para asesorar a los concesionarios y talleres de la red Stellantis afectados en España por la decisión del fabricante de precancelar todos sus contratos de distribución en Europa.

Desde que el pasado mes de junio Stellantis anunciara la reestructuración de su red y un nuevo modelo de distribución basado en el contrato de agencia, Ganvam ha mantenido reuniones de trabajo con sindicatos y resto de patronales sectoriales para apoyar a las cuatro asociaciones de concesionarios del grupo. Ahora, da un paso más en defensa de sus asociados y aumenta la proactividad en un momento en el que los distribuidores demandan actuaciones más enérgicas contra la marca para proteger sus derechos.

Los afectados pueden solicitar asesoramiento personalizado a través del teléfono 914 113 663 (asesoría jurídica) o del correo stellantis@ganvam.es para las acciones que consideren pertinentes en defensa de sus intereses. Los distribuidores acusan también al constructor de “falta de sensibilidad”. En concreto, critican que, en un contexto de falta de suministro por la crisis de los semiconductores, el fabricante no ha ajustado las condiciones contractuales a la realidad del mercado.

Acciones ante la Comisión Europea

En este contexto, en el que la transición digital transforma el papel de la red, Ganvam pelea también por implantar un entorno jurídico y reglamentario en consecuencia. Dado que en España no existe una normativa específica que regule los contratos de distribución de vehículos, sino que dependemos de una regulación comunitaria que expira el próximo mes de mayo -Reglamento 330/2010-, defiende ante la Comisión Europea la necesidad de corregir la asimetría actual y aboga por proporcionar seguridad jurídica a las inversiones acometidas por las redes.

En concreto, al cambiar su estatus de concesionario a agencia y dado que el agente genuino no puede soportar riesgo financiero ni comercial, defienden la necesidad de que los concesionarios reciban compensación por la inversión ya realizada y aprovechada ahora en la nueva red de agentes.