Casi la mitad de los servicios de neumáticos madrileños han mejorado su actividad en el primer cuatrimestre

132

Casi la mitad de los servicios de neumáticos madrileños han mejorado su actividad en el primer cuatrimestre del año, según los datos del “Informe de Actividad y Clima Empresarial en el Sector de los Talleres de Madrid” elaborado por la Asociación de Talleres de Automoción (ASETRA).

En concreto, los resultados del estudio en materia de carga de trabajo, medida en número de órdenes de reparación, indican que el 45,8% de los servicios de neumáticos han mejorado su actividad. En el lado contrario, un 25% de los especialistas en neumáticos declaran un menor número de operaciones, mientras que para 33,6% de los encuestados la actividad se ha mantenido en los mismos niveles. El estudio señala asimismo que el 60,2% de los talleres especialistas en neumáticos son optimistas respecto a aumentar el número de operaciones en los próximos meses.

En lo que respecta a la facturación, un 39,1% de los servicios de neumáticos encuestados afirma haber incremento sus ventas en el primer cuatrimestre del año. Además, un 43,4% confía en mejorar su facturación en los próximos meses.

Preocupa la rentabilidad de los negocios

El estudio de ASETRA destaca que apenas poco más de uno de cada cuatro empresarios madrileños del mantenimiento y reparación de vehículos están razonablemente satisfechos con la rentabilidad que obtienen de sus negocios. De hecho, sólo un 6% se muestran muy satisfechos con la rentabilidad obtenida en los primeros cuatro meses del año. Hablamos aquí de talleres en general, incluyendo las especialidades de mecánica, carrocería y neumáticos.

Para el periodo de análisis, el comprendido entre los meses de enero y abril, apenas un 32% de los talleres asegura haber mejorado su rentabilidad, mientras que para el 37% se habría mantenido igual y para un 30% se habría deteriorado. A la pregunta de si el empresario está satisfecho con el beneficio obtenido, los que declaran encontrarse poco o nada satisfechos representan el 41% y 27%, respectivamente. El 26% declara estar razonablemente satisfecho y, como decimos, sólo un 6% se dice muy satisfecho.

Sobre este mismo punto, a la pregunta de qué cuestiones preocupan más al taller madrileño, la respuesta más habitual es “conseguir una rentabilidad adecuada”, seguida de “la captación y retención de talento” y de “el creciente poder de negociación de clientes corporativos como rentings y aseguradoras”. A más distancia se sitúan aspectos como “los talleres ilegales”, “el impacto de la descarbonización y el auge del coche electrificado”, “el impacto de las nuevas tecnologías en los mantenimientos y reparaciones”, “alcanzar un nivel de actividad adecuado”, “el acceso a la formación e información técnica” y la “transformación digital del taller”.

Sólo un 4% de los talleres ha reducido personal

En este contexto de evolución y expectativas de futuro de rentabilidad, actividad y facturación, el 77% de los talleres estudiados aseguran conservar los mismos empleos que en el cuatrimestre anterior, apenas un 19% dice haber aumentado el personal y un 4% haberlo reducido. Un 54% de los talleres analizados considera necesario incrementar su plantilla, mientras que un 41% considera que no necesita reforzarla y apenas un 5% declara tener un negocio con un equipo sobredimensionado.

En general, la valoración del aporte que los proveedores del taller realizan a sus negocios es positiva. La nota media más elevada la consiguen los fabricantes de recambios y equipamiento, seguidos de los distribuidores y de las redes de talleres. Las asociaciones empresariales a las que pertenecen los talleres reciben un notable alto.