600 talleres madrileños se suman al manifiesto de ASETRA

158

Unos 600 talleres de Madrid capital se han sumado hasta la fecha al manifiesto de ASETRA sobre la nueva ordenanza de movilidad. El escrito, acompañado de los nombres y direcciones de las empresas adheridas, ya ha sido remitido al alcalde y a todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Madrid con la petición de que se trate en pleno y se tomen medidas como apoyo a las pymes de nuestro sector.

ASETRA puso en marcha esta iniciativa después de que el Ayuntamiento de Madrid se reiterase en prohibir la entrada de vehículos sin etiqueta de no residentes en los talleres situados dentro de la M30 y de la ZBEEP de Plaza Elíptica de manera inmediata, y en el resto, en los plazos marcados por la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible de Movilidad Sostenible. Sustentaba su postura en la normativa europea y en las multas que penalizarían su incumplimiento, según indicó en una reunión mantenida recientemente con técnicos de ASETRA y representantes de talleres de motos y turismos.

La patronal subraya que ningún grupo político de los que componen el Ayuntamiento ha sido sensible hasta ahora a la reivindicación de los talleres, ni a la advertencia de que el futuro de centenares de empresas está en peligro.

Las tres peticiones recogidas en el manifiesto que la patronal madrileña de talleres ha trasladado a la corporación municipal son las siguientes:

1) Que se tenga en cuenta su propuesta de facilitar permiso para acceder a los talleres ubicados en el municipio de Madrid a cualquier tipo de vehículo (independientemente de su clasificación energética), sea o no propiedad de residentes, durante un período adecuado y coherente con la necesaria renovación del parque automovilístico. La patronal recuerda a los políticos que la mejor ayuda que pueden brindar a los talleres es que los dejen trabajar.

2) Que, en caso de no admitir la propuesta anterior, se habiliten ayudas económicas públicas que compensen la pérdida de facturación de los talleres por la renuncia obligada a una parte de sus ventas que impone la nueva Ordenanza, incluidos sus efectos colaterales ya apuntados en línea anteriores (pérdida de clientes no residentes en general). Al igual que las Administraciones públicas ofrecen fondos para la renovación del parque y para la infraestructura de recarga, pasos imprescindibles para ayudar al sector y a la sociedad en el camino hacia la llamada “movilidad sostenible”, ASETRA pide que el sector de la reparación y el mantenimiento de vehículos no sea abandonado a su suerte como consecuencia de la puesta en marcha de la nueva Ordenanza. Para ello pide que se doten partidas presupuestarias con el fin de facilitar su adaptación a los cambios.

3) Que se estudie todo ello lo antes posible y que se comunique de manera oficial lo decidido al respecto en el seno de la corporación.

“En sus manos queda nuestro futuro”, concluye la patronal.