Ricardo López-Francos, director general de Feu Vert: “En el taller del futuro, más allá de con el coche, hay que conectar con el conductor”

147

Feu Vert, la red de autocentros, en su acuerdo con la Universidad de Salamanca, vuelve a ofertar, por tercer año, un Diploma en Gestión de Empresas de Mantenimiento del Automóvil y, al analizar su visión del taller del futuro, Ricardo López-Francos, director general de la cadena, resalta que “la tecnología no lo es todo. En el taller del futuro, más allá de con el coche, hay que conectar con el conductor”.

En su análisis, Ricardo López-Francos señala que “los automóviles han cambiado radicalmente en los últimos diez años y volverán a transformarse en los próximos diez. Prácticamente nadie se los imagina aún sin neumáticos, pero hasta estos últimos aumentan de complejidad en la medida que mejoran sus prestaciones. Se habla a todas horas de coches eléctricos, coches conectados, inteligentes e incluso autónomos, pero pocos reparan en la transformación del taller mecánico y de mantenimiento, donde la tecnología también ha irrumpido para cerrar el círculo de esta revolución empresarial sin precedentes. Diagnosis y “tratamiento” se unifican prácticamente ya en una única secuencia que mejora la calidad de un servicio de mantenimiento y reparación cada vez más preciso y eficiente. Pero la tecnología no lo es todo: aún no hay equipo de diagnosis ni de realidad aumentada que, más allá de conectarse con el coche, haya logrado conectar con el conductor. Las máquinas no atienden al cliente y al final, la verdadera revolución del taller mecánico está llegando de la mano de técnicos muy comprometidos, con formación y experiencia especializada demostrable y una enorme visión y capacidad de gestión empresarial que, más allá de la cuenta de resultados, ponen al servicio de su cliente un capital intelectual e intangible por el que merece la pena pagar”.

El director general de Feu Vert reconoce, al respecto, que “toca adaptarse, algunos hablan incluso de reinventarse, pero no es suficiente con gastarse una barbaridad de dinero en instalar el mejor y más avanzado equipo de diagnosis. El taller del futuro tiene que estar en manos de mecánicos muy preparados ya para ese futuro, dotados de considerables aptitudes –con “p”– para resolver problemas de enorme complejidad técnica y de muchísimas más actitudes –con “c”–, de personas para personas. Estas aptitudes y actitudes han estado siempre en la génesis del I+D de Feu Vert, han guiado una filosofía de empresa enfocada a un desarrollo y gestión del conocimiento puesto a disposición de todos los empleados y desde hace dos años, gracias a la colaboración de la Universidad de Salamanca, también disponible para personas ajenas a la empresa que sueñan con abrir su propio taller mecánico u ocupar un puesto de responsabilidad en una red de talleres.”

Para finalizar, Ricardo López-Francos resalta que “con Fundación General de la Universidad de Salamanca, en Feu Vert hemos conseguido extraer nuestros conocimientos técnicos y empaquetarlos con los saberes puros, dinámicos, abiertos e innovadores de buena gestión económico-financiera impartidos en una de las facultades de Economía y Empresa, sin duda alguna, más prestigiosas de nuestro país. Aspiramos a la maestría, por qué ocultarlo, de hecho ya rozamos la excelencia, para qué vamos a ser modestos: todos los alumnos de las dos primeras ediciones del Diploma en Gestión en Mantenimiento del Automóvil Feu Vert-USAL están en activo, trabajando en la profesión que deseaban, algunos de ellos hasta en la propia Feu Vert, y como directores de autocentro”.