Particulares y autónomos impulsaron las matriculaciones de renting en 2016

17-01-2017
Agustín García, presidente de AER, durante la presentación del Balance 2016.
Particulares y autónomos impulsaron las matriculaciones de renting en 2016, según los datos del sector, hechos públicos hoy por la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER). Las cifras señalan que de los 38.863 vehículos que aumentó el parque del renting el año pasado, 28.266, o lo que es lo mismo, el 73% procede del incremento de las pymes; por su parte la gran empresa, con 3.590 unidades, aportó el 9% a la nueva flota; la Administración Pública, con 179 vehículos más, apenas significó un exiguo 0,50%. La gran sorpresa corrió a cargo de profesionales y particulares, quienes con 6.828 unidades, aportaron el 17,50%.

Estos datos indican un cambio de tendencia, ya que en el último ejercicio ha aumentado el número de contratos de renting de este colectivo en un 65% (pasando de 10.537 a 17.365 unidades), un crecimiento exponencial en este tipo clientes, puesto que desde que el renting comenzó a comercializarse en España, en 1985, la cifra de este segmento, a junio de 2015, se situaba en 9.023 unidades, lo que significa que en 18 meses casi ha aumentado lo mismo que en toda la historia del renting en España.

“Es el mejor año desde el punto de vista cualitativo de toda la historia del renting en España, ya que el incremento ha estado centrado en las PYMEs —algo muy importante, puesto que ensancha la cartera de clientes del sector— y los particulares. Vamos a ver si esta tendencia continúa”, señaló en la presentación del balance el presidente de la AER, Agustín García.

Los datos indican cómo las pymes, autónomos y particulares van ganando peso en el conjunto del parque de vehículos en renting. Las pymes han pasado de representar el 31,28%, en 2015, al 34,61%, en 2016. Por otro lado, la representación de los autónomos y particulares ha aumentado del 2,36%, en 2015, al 3,57%, en 2016.

Por su parte, la flota creció un 8,68%, hasta alcanzar las 486.486 unidades el pasado año, con respecto a 2015, cuando se cerró el ejercicio con 447.623 unidades. Asimismo, el sector facturó 4.342,15 millones de euros, un 9,11% más que en 2015, año en el que se habían facturado 3.979,56 millones de euros.

“También desde el punto de vista cuantitativo ha sido un año muy bueno. Aunque no hemos llegado a los niveles previos a la crisis, la flota ha crecido un 8,68%. Si mantuviésemos este ritmo de crecimiento, el renting se establecería en las 900.000 unidades y representaría el 23% de las matriculaciones”, añadió Agustín García.

Por último, Agustín García apuntó que el sector de renting prevé crecer este año un 5% en flota y un 7% en matriculaciones y que este crecimiento se fundamentará principalmente en las operaciones con PYMEs, particulares y autónomos. “Son previsiones a día de hoy, con los datos que tenemos. No obstante, habrá que ver cómo evoluciona el panorama económico en España y también qué va a suceder con la nueva administración en Estados Unidos, que influirá a nivel global”, matizó.