¡Incendio provocado en el vertedero ilegal de NFUs en Seseña (Toledo) y Valdemoro (Madrid) con más de 70.000 toneladas en llamas!

13-05-2016
Más de 70.000 toneladas de neumáticos fuera de uso (NFUs), unos cinco millones de cubiertas, están ardiendo ahora mismo en el histórico vertedero ilegal ubicado entre Seseña (Toledo) y Valdemoro (Madrid), y todo apunta a que "ha sido provocado. Los neumáticos sólo arden si se les ayudan y máxime al estar mojados con las últimas lluvias", coinciden en afirmar fuentes de los bomberos consultadas por el equipo de EuroPneus. Ante la magnitud del incendio, el Gobierno de Castilla-La Mancha han decretado el nivel 2 de alerta por el humo generado y el Ayuntamiento de Seseña ha suspendido las clases en sus colegios. El pronóstico del tiempo para las próximas horas en Seseña avanza lluvias, lo que ayudaría en las labores de extinción del incendio, donde ya se está lanzando agua desde del aire con helicópteros e hidroaviones.



El incendio del cementerio de neumáticos usados ubicado a caballo entre las localidades de Seseña (un 77%) y Valdemoro (un 23%) comenzó sobre la 1.20 horas de la pasada madrugada, tal y como han confirmado los servicios de emergencias del 112, y, aunque en principio no se conocen las causas, los investigadores reconocen que "los indicios apuntan a que ha sido intencionado, porque los neumáticos no salen ardiendo de noche así como así, y más estando mojados por las últimas lluvias".

Incluso, Juan Alfonso Ruiz Molina, Consejero de Hacienda y Administraciones Públicas del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha reconocido públicamente que "tiene toda la pinta de que el incendio es intencionado", y el propio Emiliano García Page, presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, también preguntado por las causas del siniestro ha apuntado que "sin saberlo a ciencia cierta y con la prudencia necesaria, el incendio podría ser provocado".

En estos momentos, las autoridades afirman que doce unidades de Bomberos de la Comunidad de Madrid y del Consorcio de Toledo trabajan con maquinaria pesada creando un cortafuegos para acorralar y evitar que el fuego se siga propagando. Tal y como se puede comprobar en el vídeo adjunto, el inspector del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid,l , Luis Villarroel, ha calculado que ya están ardiendo cerca del 50% de los NFUs que se acumulan en el vertedero: "Nuestro trabajo se está centrando en impedir que el fuego se extienda a otras zonas. Intentamos cortar la propagación del fuego para que dure lo menos posible y para contener la nube de humo, que es lo más preocupante. Ahora necesitamos bajar la temperatura de los neumáticos, el trabajo de extinción va a ser muy laborioso, pero creemos que podemos conseguir en poco tiempo parar el avance de las llamas y solo atacar a las ruedas ya quemadas. Recomendamos a la población de los lugares cercanos que mantengan las puertas y ventanas cerradas para evitar la exposición".



Por su parte, Carlos Velázquez, alcalde de Seseña, ha señalado que la cifra de NFUs acumulada en el cementerio podría rondar en torno a 80.000 toneladas, y ha confirmado que el consistorio ha decretado el cierre de los colegios de la zona (vea los vídeos adjuntos facilitados al equipo de EuroPneus por Manuel Jaén, vecino de la zona que los grabó a las 7.26 horas y 7.29h. de la mañana), al tiempo que la Policía Local ha lanzado una recomendación en la que pide a los ciudadanos, especialmente a aquéllos que padezcan problemas respiratorios, que no salgan de sus domicilios, la Comunidad de Madrid ha activado el nivel 1 de alerta del Plan de Protección Civil (PLATERCAM). Por su parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha abierto una línea de teléfono gratuita (900 122 112) para informar sobre el incendio.




Hay que recordar que los vertederos de neumáticos usados en España están prohibidos desde 2006 y que, tras más de una década de litigios entre los diferentes organismos territoriales para presupuestar fondos económicos y poner en marcha medidas para solucionar este problema de seguridad medio ambiental y social, este incendio ha llegado cuando la Junta de Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Medio Ambiente estaban ultimando un acuerdo y negociando el reparto en la fórmula de financiación para poner en marcha de un nuevo concurso y adjudicar a una empresa todo el proceso de retirada y gestión del cementerio ilegal de NFUs de Seseña-Valdemoro, después de fallar los anteriores con otras compañías.

COMUNICADO DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Al respecto, la Comunidad de Madrid ha emitido un comunicado en el que señala que el vertedero de neumáticos fuera de uso de Seseña albergaba "entre 70.000 y 80.000 toneladas de neumáticos" y afirma que, junto a la de Castilla-La Mancha, "llevan trabajando conjuntamente desde hace un año para solucionar esta situación de vertedero, lo que ha permitido realizar cortafuegos, caminos de accesos interiores al interior del depósito y retirada de 8.000 toneladas de neumáticos. La Comunidad de Madrid ha celebrado nueve reuniones con todas las administraciones implicadas, para poner fin a la situación del vertedero, cuya creación data del año 2000. En estos momentos se estaba estudiando la posibilidad de instalar una planta de reciclaje. En total, existe un presupuesto de 5 millones de euros para acometer estas acciones en un plazo de retirada de tres años".

Asimismo, la Comunidad de Madrid detalla que "durante aproximadamente un año ha estado operando un gestor de residuos autorizado por la Junta de Castilla-La Mancha que ha intentado valorizar una parte de los residuos, fundamentalmente extrayendo el metal, textil y triturándolo para su uso en cementera. Desde hace algunos meses y por dificultades técnicas y financieras cesó la actividad. A lo largo de esos meses de operación se podrían haber extraído unas 6.000 o 7.000 toneladas de neumáticos. La empresa responsable de los vertidos ha sido sancionada por las distintas administraciones públicas y condenada por los tribunales. La Comunidad de Madrid ha impuesto multas por importe de 90.000 euros".

Por último, la Comunidad de Madrid declara que en sus presupuestos para el presente 2016 había incluido "un importe de 500.000 euros para retirar los neumáticos acumulados en el territorio perteneciente a la Comunidad de Madrid, que es aproximadamente la cuarta parte del terreno total ocupado por este almacén. El Gobierno regional ha mantenido varias reuniones desde el pasado mes de septiembre con la Junta de Castilla-La Mancha y el Ministerio de Medio ambiente para avanzar en la elaboración de un protocolo que permita afrontar una actuación integral de limpieza en todo el ámbito. De hecho, hay programada una reunión para el próximo 26 de mayo. En todo caso, la Comunidad de Madrid no puede actuar unilateralmente en un terreno del que no es titular, puesto que es de propiedad privada, y en el que tampoco es propietario de su contenido, además de que en la zona se estaba realizando una actividad autorizada por Castilla-La Mancha –la valoración de los neumáticos- y con todos los permisos en regla. Aun así, la Comunidad de Madrid ha evitado que desde el pasado mes de septiembre entrara un solo neumático en la zona. Hay que destacar, en este sentido, que el acceso al vertedero, debido a la situación geográfica, solo es posible a través de Castilla- La Mancha".