Carlos Sainz prueba el modelo más potente de Peugeot

08-10-2014
Carlos Sainz ya ha probado el Peugeot RCZ-R, el cupé deportivo con el que participará en la próxima edición de Rally Dakar. Este coche de 270 CV posee un bloque de 1.6 litros desarrollado por Peugeot Sport, una potencia específica de 170 CV/l y una relación peso/potencia de 4,7 kilos por CV. Estas prestaciones lo convierten en el modelo más radical de la gama Peugeot.

La prueba del coche por parte del piloto bicampeón del mundo de rally se llevó a cabo en una carretera sinuosa de la Sierra de Madrid, con una jornada con climatología adversa, respondiendo de manera sobresaliente. Este test se ha realizado en circuito cerrado al tráfico y con todas las garantías de seguridad necesarias.

“Si tuviese que calificar este modelo y destacar alguna de sus características diría: ADN deportivo 100 %, las posibilidades de utilizarlo en el día a día, la eficiencia y las prestaciones brillantes”, es la impresión general de Sainz sobre este modelo.

Sus registros son la prueba de esta dualidad. El Peugeot RCZ R desarrolla una potencia máxima de 199 kW (270 CV) a 6.000 rpm y un par máximo de 330 Nm desde 1.900 hasta 5.500 rpm. Es un motor muy elástico: dócil en bajas revoluciones y con brío una vez sobrepasadas las 4.500 y hasta la zona más elevada del cuentarrevoluciones.

Las sensaciones al volante del RCZ R se completan con “el tacto del freno, el recorrido muy cerrado del cambio, las marchas muy cerca unas de otras… Es un coche que está cuidado al detalle. Por eso sorprende: porque es muy difícil encontrar un coche de estas características”.

Carlos Sainz ha comentado que el RCZ R “es un coche que, sin duda, aguantaría un tramo de rally muy exigente. Tal cual está, hace unos años, sería un coche con el que habría soñado con disfrutarlo en mi carrera. Es una clara evolución de la tecnología de los coches”.