Campaña TNU "¿Sabías qué..": Neumáticos fuera de uso para reducir ruidos y amortiguar vibraciones en las vías de tranvía probados por primera vez en Granada

01-09-2017
Tratamiento Neumáticos Usados, S.L. (TNU), el Sistema Colectivo (nueva denominación jurídica de los antes llamados SIG) en el que se agrupan los principales distribuidores e importadores de neumáticos de España y sociedad sin ánimo de lucro, sigue con su campaña de información y concienciación general sobre el reciclaje y tratamiento de los neumáticos usados bautizada como "¿Sabías qué...?, y en esta ocasión, dentro de la llamada valorización material, resalta el uso que se les puede dar para reducir ruidos y amortiguar vibraciones en las vías de los tranvías, como se ha probado y comprobado por primera vez en Granada.

Los expertos de TNU, con su director operativo Javier de Jesús a la cabeza, explican que con su campaña "¿Sabías qué...? pretenden "poner en conocimiento del gran público todo aquello que hay detrás del proceso de reciclado de los neumáticos fuera de uso, y como se transforman en las muy diversas aplicaciones que tienen en nuestra vida diaria. A través de sencillas equivalencias, TNU muestra de forma didáctica y directa que se hace con ellos una vez quedan fuera de uso y en qué son reciclados, como por ejemplo césped artificial, pistas de atletismo, losetas, carreteras más seguras con base de goma, etc. o lo más ecológico, reciclarlos en nuevos neumáticos. Además también hace hincapié en las ventajas medioambientales que representa darles una segunda vida, tanto en ahorro de emisiones de CO2 a la atmósfera como consumo de petróleo".

Entre uno de esos múltiples usos o 'nuevas vidas', los técnicos de TNU especifican que "un neumático usado, se puede aplicar en los raíles de los tranvías urbanos. Este sistema, desarrollado por el departamento de I+D+i de Acciona, y probado por primera vez en Granada, utiliza neumáticos usados en la construcción del sistema de amortiguación de la vía, que por sus propiedades elásticas, amortiguan y reducen las molestas vibraciones y el ruido producido por el paso de los tranvías. Es básico para mejorar la calidad de vida en nuestras ciudades, saturadas por la perjudicial contaminación acústica. Otras ventajas son el ahorro en su coste, en su instalación y mantenimiento, además los viajeros ganan en confort de marcha. Este sistema amortiguador y los raíles soldados reducen los molestos traqueteos y vibraciones en los tranvías que usan esta tecnología.

PUBLICIDAD